Publicidad | Vea su anuncio aquí

Feeds  > Lo Ultimo

El apoyo popular multiplica WikiLeaks y crea más de 500 clones del sitio

EFE

Washington, 6 dic (EFE).- A medida que se estrecha el cerco gubernamental sobre WikiLeaks y su fundador, Julian Assange, el apoyo popular en todo el mundo ha permitido que en las últimas horas el sitio de Internet se haya clonado y existan ahora más de 500 páginas que ofrecen su contenido en la red.

El pasado sábado, tras una semana de publicación de cables diplomáticos de Estados Unidos revelando información confidencial y secreta y ante la creciente presión de Gobiernos y grandes compañías, WikiLeaks lanzó un llamamiento popular a través de Twitter bajo la bandera "imwikileaks" ("yo soy wikileaks").

Hoy lunes, 48 horas después del inicio de la campaña, la organización había conseguido que 507 sitios clonaran su contenido "para hacer imposible que WikiLeaks sea nunca retirado totalmente de Internet", precisamente lo que el Gobierno de Estados Unidos y otros países están intentando desde hace una semana.

En un mensaje colocado en wikileaks.ch, la página creada por el Partido Pirata suizo para hospedar WikiLeaks después de que Amazon Web Server (AWS) decidiera expulsar de sus servidores el sitio, se indica que WikiLeaks "está en estos momentos bajo un fuerte ataque".

WikiLeaks también ofrece las instrucciones para que cualquiera con un servidor pueda clonar la página.

El éxito del creciente apoyo popular a WikiLeaks, que corre paralelo a los crecientes esfuerzos gubernamentales y corporativos para silenciar el sitio de Internet, está haciendo muy difícil que las autoridades estadounidenses puedan apagar la página de Assange y cerrar el grifo a la revelación de más información comprometedora.

El propio fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, reconoció hoy de forma implícita las dificultades que Washington está teniendo para silenciar a WikiLeaks.

"Estamos haciendo todo lo que podemos", dijo Holder durante una conferencia de prensa en Washington.

Holder no quiso explicar las acciones que están tomando las autoridades estadounidenses pero si dijo que "la seguridad nacional de los Estados Unidos ha sido puesta en riesgo. Las vidas de la gente que trabaja para el pueblo estadounidense han sido puestas en riesgo".

De momento, quienes parecen haber hecho más daño a WikiLeaks y Assange han sido las compañías privadas que han dado la espalda al australiano desde que empezó a publicar el contenido de los cables.

Primero fue Amazon Web Server (AWS), una filial del gigante de Internet Amazon que se especializa en ofrecer servidores para hospedar páginas.

La semana pasada AWS decidió expulsar a WikiLeaks de sus servidores oficialmente porque el contenido de la página era robado.

Poco después, otra empresa estadounidense EveryDNS.net cercenó la conexión entre el nombre WikiLeaks.org y los servidores que contienen el sitio lo que impidió temporalmente que los internautas accedieran a la página.

Luego PayPal canceló la cuenta de WikiLeaks, haciendo más difícil que el público pueda donar dinero a Assange. Finalmente, el banco suizo PostFinance anunció hoy el cierre de la cuenta abierta para cubrir los costes legales de la página.

Además, Assange se enfrenta a peticiones públicas para ser ejecutado por parte de destacas figuras conservadoras norteamericanas y acusaciones de abusos sexuales en Suecia que los abogados del australiano consideran están motivadas políticamente.

En este ambiente no es extraño que las casas de apuestas por Internet hayan encontrado un lucrativo negocio en apostar por el futuro de Assange y WikiLeaks.

YouWager.com señala que de momento las apuestas están a favor de que WikiLeaks se mantendrá en Internet a pesar de todos los esfuerzos por clausurar el sitio y que Assange evitará ser procesado en Estados Unidos.

Parte de la razón por lo que las apuestas favorecen de momento a Assange es su llamado "seguro".

Assange ha distribuido a través de Internet un archivo codificado que contiene todos los cables diplomáticos de EE.UU. así como otra información adicional, cuyo contenido será accesible en caso de que le ocurra algo al australiano o WikiLeaks desaparezca. EFE

Herramientas Interactivas

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí