Publicidad | Vea su anuncio aquí

Feeds  > Lo Ultimo

Iowa elige al candidato republicano para enfrentar a Obama en presidenciales

Los electores republicanos del agrícola estado de Iowa se reunieron este martes en asambleas para elegir un candidato presidencial, el primer capítulo en el largo proceso para seleccionar al rival de Barack Obama en las elecciones estadounidenses de noviembre.

El ex gobernador de Massachussets Mitt Romney, de 64 años, aparecía ligeramente por delante de sus rivales Ron Paul y Rick Santorum en las encuestas, aunque la escasa ventaja dejaba presagiar una contienda cerrada.

A las 19H00 locales (00H00 GMT), comenzaron 1.774 "caucus" o asambleas de vecinos, realizadas en escuelas, iglesias y todo tipo de centros públicos con la presencia de más de 100.000 electores republicanos, en este estado en el corazón del país.

Después de debatir y escuchar a los seis candidatos en liza o a sus representantes, se disponían a votar para designar al mejor aspirante.

Según un promedio de las últimas encuestas realizadas por el sitio web RealClearPolitics, Romney contaba con un 22,8% de preferencias, seguido de Paul con 21,5%, y del ascendente cristiano conservador Santorum, con 16,3%.

En su último mitin en la capital del estado, Des Moines, Romney volvió a criticar este martes la presidencia del demócrata Obama: "Ha sido un fracaso en el plano económico, debe irse", dijo.

"Espero obtener un buen resultado aquí y luego ir a New Hampshire con la misma energía", declaró por su parte Santorum.

Muchos electores todavía están indecisos y el 41% todavía podría cambiar de opinión, de acuerdo con una reciente encuesta de Des Moines Register.

Teniendo en cuenta el margen de error de las encuestas -de unos cuatro o cinco puntos porcentuales- los tres candidatos que lideran la contienda podrían resultar vencedores.

Además de Romney, Paul y Santorum, entre los principales candidatos republicanos están Newt Gingrich, Rick Perry, Michele Bachmann y Jon Huntsman, aunque este último optó por obviar los "caucus" de Iowa para concentrarse en las elecciones primarias de New Hampshire (noreste) el 10 de enero.

En esta elección imprevisible, Richard Puhl, de 45 años, un elector republicano de Des Moines, cambió de parecer y votará a Santorum. "Apoyaba a Michele Bachmann hasta hace una semana. Todavía me gusta. Sería una buena secretaria de Estado, pero no parece lista para conducir este país", dijo a la AFP.

Durante varios días, los candidatos republicanos han intensificado sus campañas en Iowa, con entrevistas en medios locales, un aluvión de anuncios de televisión y hasta cuatro actos electorales diarios.

En restaurantes, cafés, bibliotecas públicas y tiendas, los candidatos se han reunido con los potenciales electores para saludarlos y escuchar sus preocupaciones, siempre acompañados de periodistas.

Los "caucus" de Iowa, un estado de tres millones de personas en el corazón de las Grandes Llanuras, marcan el inicio del proceso de selección y de hecho son también el disparo de salida de las elecciones presidenciales y legislativas del 6 de noviembre.

"Esencialmente, Iowa es importante porque es la primera gran prueba" de popularidad de los candidatos, afirmó Tim Hagle, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Iowa. "También da a los candidatos la oportunidad de ver si son capaces de poner en marcha una organización que funcione", dijo.

Una victoria en Iowa no garantiza la nominación, pero multiplica las posibilidades del candidato. Un fracaso puede ser demoledor.

Después de las primarias de Iowa el martes 3 y de New Hampshire el 10 de enero, tendrán lugar las votaciones en Carolina del Sur (este) el 21 de enero y Florida (sureste) el 31 de enero. El 6 de marzo, una docena de estados se pronunciarán el mismo día, conocido como "super martes".

Las primarias y "caucus" se llevarán a cabo hasta el verano boreal, aunque el ganador puede conocerse antes. Pero será la convención nacional del Partido Republicano en Tampa, Florida, del 27 al 30 de de agosto, la que formalmente designe al rival de Barack Obama.

El presidente demócrata tenía previsto dirigirse igualmente a sus seguidores en Iowa para alentarlos ante el difícil año electoral que se presenta por delante.

emp-ok-jz/tlb

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí