Publicidad | Vea su anuncio aquí

Feeds  > Lo Ultimo

Teherán considera imposible eliminar a Irán del mercado mundial de la energía

Teherán, 17 feb (EFE).- El Gobierno de Teherán considera imposible eliminar a Irán, el cuarto país del mundo en reservas de petróleo y el segundo en gas natural, del mercado mundial de la energía, según el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Ramin Mehmanparast.

Las declaraciones de Mehmanparast, realizadas ayer en la ciudad sureña de Bushehr y difundidas hoy por la agencia oficial, IRNA, responden a las últimas sanciones financieras y petroleras impuestas a Irán por Estados Unidos y la Unión Europea, que pretenden frenar el programa nuclear iraní.

Los países occidentales, que basan su desarrollo en la energía obtenida de combustibles fósiles, no pueden obviar a Irán de su planificación energética, dijo Mehmanparast.

"No pueden eliminar a Irán del mercado energético mundial", insistió.

Irán es el segundo productor -tras Arabia Saudí- de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con unas ventas que, según el cártel, fueron en 2011 de una media de 3,6 millones de barriles diarios, que suponen 4,1 por ciento de los cerca de 88 millones de barriles diarios consumidos en el mundo el año pasado.

Para tener un progreso económico aceptable, el mundo necesitará recursos energéticos fósiles los próximos 30 ó 40 años, agregó Mehmanparast.

Para él, EE. UU. "tiene miedo" de que, si la actual situación continúa, en 15 o 20 años países como China, la India, Japón, Corea del Sur, Rusia y algunos estados de la Unión Europea progresen hasta ocupar su lugar preponderante en la economía mundial.

"Estados Unidos trata de paralizar el sistema económico mundial y evitar la sustitución de ese país por las nuevas potencias emergentes", afirmó el portavoz diplomático iraní.

Una de las fórmulas que utiliza Washington con ese fin, en opinión de Mehmanparast, es "presionar a estos países con un crecimiento económico aceptable para que eviten importar crudo y sus derivados de Irán".

En las últimas semanas, EE. UU, y la Unión Europea han incrementado las sanciones petroleras y financieras a Irán para frenar su programa nuclear, que consideran que tiene una vertiente militar, lo que Teherán niega.

El miércoles pasado, Irán aseguró que había advertido a los embajadores en Teherán de España, Italia, Francia, Grecia, Holanda y Portugal que puede encontrar de inmediato nuevos clientes para su petróleo, si los estados europeos dejan de importar crudo iraní, como han aprobado hacer a partir del 1 de julio.

Según medios iraníes, el director general para Europa Occidental del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hasan Tayik, planteó a los enviados europeos que, para mantener el suministro, han de firmar nuevos contratos de compra de crudo a largo plazo con pago garantizado, lo que choca con las sanciones a Irán aprobadas por la UE el 23 de enero pasado.

Hasta ahora, los países asiáticos, con la India, Japón, China y Corea del Sur a la cabeza, son los principales clientes del crudo de Irán, que vende en su continente casi el 70 por ciento del petróleo que produce y dirige a la Unión Europea alrededor de un 18 por ciento. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí