Publicidad | Vea su anuncio aquí

Fondo de ONU satisfecho por uso de remesas para desarrollo de América Latina

El Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) manifestó el miércoles su satisfacción por los buenos resultados obtenidos en América Latina y África, al cumplirse cinco años del lanzamiento de un programa para canalizar el uso de las remesas de los emigrantes en el mundo.

"Ha funcionado muy bien, hay ejemplos fenomenales", aseguró Pedro de Vasconcelos, coordinador del programa, en una charla con la AFP.

"Todo empezó en América Latina con un concepto, con la idea de que las remesas pueden ser una oportunidad preciosa y ahora se aplica a 50 países en el mundo con 47 proyectos y buenos resultados en varias áreas", contó.

Según datos del Banco Mundial, el ingreso por remesas mostró en el 2011 incrementos significativos en la mayoría de las economías receptoras de esos recursos y se sitúan en cerca de 351.000 millones de dólares, lo que significó un incremento del 8% con relación a su monto en 2010.

México se mantiene como el tercer principal receptor de remesas en el mundo luego de India y China.

"Más de la mitad de esos recursos van a áreas rurales. Hemos logrado vincular esos flujos con actividades productivas. Eso es clave", explicó el experto, quien asegura que crearon "una metodología" gracias al uso de las nuevas tecnologías que han surgido en la web.

"En África funciona muy bien, identificamos soluciones, entre ellas utilizar las oficinas de correos nacionales", subrayó.

Los ejemplos positivos se multiplican gracias a la telefonía móvil, tan extendida tanto en Latinoamérica como en el continente africano.

"En Somalia la gente recibe remesas en el móvil y puede pagar y comprar productos de celular a celular. Eso es inclusión financiera y todo gracias a esas herramientas. Se transforma la economía", sostiene Vasconcelos.

"La tecnología ofrece oportunidades únicas: seguridad, movilidad y el dinero se queda donde se recibe, tiene impacto en la economía local", asegura.

"Los resultados son increíbles, fenomenales", admite Vasconcelos, quien menciona los casos específicos de grupos de mujeres de México y Filipinas.

Uno de los mejores ejemplos es el de las mujeres que producen nopal en México, alimento prehispánico y emblemático de ese país, con inmensas propiedades nutricionales y medicinales.

"Mejoraron la producción de nopal gracias al dinero que les envían los maridos que emigraron en masa a Chicago y ahora exportan hasta a Estados Unidos", comentó.

En Filipinas el caso es al revés: las mujeres que trabajan en el servicio doméstico en Italia se organizaron para incrementar las baterías de cría de pollos en su país.

"Así cambia la mentalidad del emigrante. Ahora invierte, tiene un futuro y una actividad sostenible. Ese es el enfoque de nuestro trabajo", asegura con un tono optimista.

"Así se rompe el círculo vicioso de las remesas, se mejora y cambia el nivel de vida y se genera riqueza", explicó al hacer un balance más que positivo del programa al margen de 35ª reunión anual del FIDA que se celebra en Roma y que reúne al Consejo de Gobernadores de la entidad, considerada el "banco de los pobres".

kv/erl

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí