Publicidad | Vea su anuncio aquí

Isla de Ometepe, en el Lago de Nicaragua, apuesta por turismo ecológico

La isla de Ometepe, una joya natural enclavada con dos imponentes volcanes en el Lago de Nicaragua, apuesta por despuntar como destino turístico mediante la conexión a internet y la apertura de un aeropuerto.

El "sueño" de los isleños de tener un aeropuerto será realidad en dos meses, cuando comience a funcionar la pista con capacidad para el aterrizaje de pequeños aviones que efectúen vuelos "charter" internacionales, dijo a la AFP el alcalde del municipio de Altagracia, en Ometepe, Orlando Meza.

La conectividad a internet es ya una realidad en la isla a partir de este jueves, al inaugurarse el proyecto educativo "One Laptop for Child" que dotó de computadoras con conexión a la red mundial a los niños de las 32 escuelas de la isla, añadió.

La isla de 272 km2, la de mayor superficie del mundo dentro de un lago, y a la que actualmente sólo se puede llegar por vía acuática, intenta aprovechar sus grandes recursos culturales y paisajísticos para impulsar la industria turística, explicó el edil.

En 2011 la isla, de clima tórrido y exhuberante vegetación, fue visitada por 40.000 turistas procedentes de Centroamérica, Estados Unidos, Europa y Asia, pero los isleños esperan que esa cifra se dispare con la construcción de la pista de aterrizaje y la conexión a internet.

"Nos estamos preparando para eso (...) queremos ser una isla con características de destino verde", donde la gente acude en busca de un lugar de descanso y relación con la naturaleza, manifestó por su parte el alcalde de Moyogalpa -otra de las ciudades en Ometepe-, Orlando Cruz.

La inversión en Ometepe es local en un 98% pero existen planes de atraer capital extranjero para mejorar la oferta de habitaciones, de manera que se pueda recibir un turismo de mayor consumo al que ahora llega a la isla, planteó Cruz.

Con 45.000 habitantes, Ometepe ha sido declarada oficialmente la tercera reserva de biósfera de Nicaragua, por lo que no se permite la tala de árboles, ni la caza de animales, garantizado por las brigadas ecológicas, guardabosques e inspectores que la protegen de depredadores, mencionó Cruz.

"Ojalá que venga más gente, porque es más trabajo, más ingresos, (...) ahí andan esos cheles (extranjeros) viendo todo, les encanta el volcán, les gusta el peligro", dijo a la AFP Sonia Jiménez, una pobladora de la isla.

Ramiro Rivera, dueño uno de los hoteles de Ometepe, valoró que aunque con el aeropuerto no va a haber un crecimiento inmediato del turismo, "es el inicio para que haya un auge del turismo en la isla".

Pese al crecimiento del turismo, el promedio de consumo diario por turista es de seis dólares, una cifra pequeña que podría crecer con los los planes para mejorar las condiciones de hospedaje y calidad de los servicios, así como las vías internas para el tránsito dentro de la isla.

jr/on/pl

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí