Publicidad | Vea su anuncio aquí

Córdoba insiste en que FARC deben decir si aceptan nueva fecha de entregas

Bogotá, 23 mar (EFE).- Piedad Córdoba, exsenadora liberal y líder del colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP), insistió hoy en la advertencia de que las FARC no han aceptado todavía posponer la liberación de diez uniformados, lo que abre una incertidumbre sobre la fecha de los operativos.

Córdoba se refirió a esta posibilidad ante los medios en los minutos previos al inicio de una reunión con representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y el Gobierno de Colombia.

"Lo que es claro es que la fecha no se puede cambiar bajo ninguna circunstancia si no hay una decisión de las FARC. Son ellos los que colocaron la fecha. Fue una fecha muy rápida y estamos aquí mirando a ver qué hacemos. Es malo porque es muy rápido y malo porque es muy tarde, entonces no sabe uno qué hacer", lamentó.

Córdoba anunció el pasado miércoles que la entrega de los últimos seis policías y cuatro militares en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se daría a partir del lunes 26 de marzo.

Pero el jueves, Córdoba y el delegado del CICR en Colombia, Jordi Raich, fijaron la fecha de inicio de los operativos para el miércoles 28 y aseguraron que el primer grupo de rehenes estaría libre el 30 de marzo mientras que el segundo volvería con sus familias el 1 de abril.

En un comunicado divulgado hoy en la página de CCP el grupo aclaraba que "las fechas del 30 de marzo y 1 de abril, anunciadas y que fueron propuestas por quienes tienen a cargo el operativo de las liberaciones, obedecen a cuestiones de logísticas y de seguridad", por lo que no comprometen a las FARC, a quienes pedían su opinión.

Y así lo recordó Córdoba en declaraciones a medios locales.

"Hasta ahora no ha habido ningún pronunciamiento por parte de ellos aceptando una nueva fecha (...) Falta mirar cómo nosotros somos capaces de allanar todo esto para el 26, que es lo que ellos han propuesto".

Esta circunstancia siembra la incertidumbre en torno a estas liberaciones, a tan sólo dos días de que pudieran iniciarse.

El viceministro colombiano de Defensa, Jorge Enrique Bedoya, dijo horas antes que si el cronograma para el 26 de marzo se mantuviera no daría tiempo a coordinar la logística para que el Gobierno brasileño preste los dos helicópteros, lo que obligaría a utilizar aeronaves de las fuerzas de seguridad colombianas.

Los rehenes por liberar son los militares Luis Alfonso Beltrán Franco, Luis Arturo Arca, Robinson Salcedo Guarín y Luis Alfredo Moreno Chagüeza, y los policías Carlos José Duarte, César Augusto Lasso Monsalve, Jorge Trujillo Solarte, Jorge Humberto Romero, José Libardo Forero y Wilson Rojas Medina.

Los diez fueron hechos cautivos de 1998 a 1999, en distintos asaltos y ataques de las FARC, guerrilla activa desde 1964 y con unos 8.000 combatientes. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí