Publicidad | Vea su anuncio aquí

FARC están débiles pero no derrotadas, dicen policías y militares liberados

Bogotá, 3 abr (EFE).- Los policías y militares liberados este lunes por las FARC, después de varios años de secuestro, coincidieron hoy en afirmar que el grupo guerrillero está debilitado, pero no derrotado.

El intendente de Policía Carlos José Duarte dijo en una rueda de prensa, junto a sus otros compañeros policías liberados ayer, que esa guerrilla "está debilitada, tiene problemas, pero no está derrotada" y recordó que cuando las Fuerzas Armadas Revolucionadas de Colombia (FARC) los secuestraron "eran una guerrilla fuerte, que mostraba fuerza".

"Hoy se puede notar que es una guerrilla debilitada", observó el exsecuestrado, que observó que esto se debe a "lo que pasó en el Caguán", las negociaciones fallidas entre 1998 y 2002, así como al "mandato del (ex)presidente (Álvaro) Uribe y la forma como los atacaron frontalmente".

Duarte, quien fue secuestrado en la toma a la estación de Policía de Puerto Rico (Meta, centro) el 11 de julio de 1999, señaló que las FARC tienen problemas de abastecimiento y de movimientos, puesto que mientras hace unos años podían pasar hasta un año en un campamento, "hoy no se puede durar más de dos días".

"No pueden escuchar ni un avión porque eso es el pánico", añadió.

Las FARC han encajado desde 2008 una serie de golpes a su jerarquía, con la pérdida de su líder fundador, Pedro Antonio Marín, alias "Tirofijo", por muerte natural; de su portavoz internacional, Luis Edgar Devia, "Raúl Reyes", en marzo de ese año tras un bombardeo del Ejército colombiano a un campamento en Ecuador, y de Manuel de Jesús Muñoz, "Iván Ríos", miembro del mando central, a manos de su escolta.

Después, en septiembre de 2010, recibieron un golpe histórico cuando murió su jefe militar, Jorge Briceño, alias "Mono Jojoy", en un operativo militar y en noviembre pasado con el fallecimiento en combates de Guillermo León Saénz, "Alfonso Cano".

Todos estos golpes unidos a los rescates militares de rehenes han llevado a que las filas guerrilleras estén "bajas de moral", aseguró en otra rueda de prensa el suboficial del Ejército Luis Alfredo Moreno, otro de los liberados ayer y secuestrado el 3 de agosto de 1998 en la base de Miraflores (departamento del Guaviare).

"Entre ellos (los guerrilleros) se dan moral porque los golpes que han recibido ha cambiado ese pensamiento y veo que pueden llegar a sentarse a un proceso de paz, veo que ellos están pensándolo" remarcó Moreno.

Por su parte, el también sargento del Ejército Luis Alfonso Beltrán, de 41 años y secuestrado en marzo de 1988 en el departamento selvático de Caquetá, coincidió con su compañero de cautiverio, al asegurar que acciones como la "Operación Jaque", uno de los rescates más famosos "han cambiado las políticas de guerra en Colombia".

En la "Operación Jaque", en julio de 2008, fueron rescatados sin un solo disparo la excandidata presidencial Íngrid Betancourt, tres contratistas estadounidenses y once militares y policías colombianos.

Beltrán subrayó que incluso un rebelde le admitió un día: "el presidente (colombiano, Juan Manuel) Santos es paciente, pero nos ha dado duro".

Por otro lado, Duarte desmintió que en la guerrilla haya menores de edad y argumentó que los más jóvenes tienen 17 años y la mayoría más de 20.

Además, aseguró no tener conocimiento del secuestro de al menos 400 civiles, como afirma la organización no gubernamental (ONG) País Libre y apuntó que los únicos civiles con los que coincidió en cautiverio fueron "los políticos".

Los liberados son los militares Luis Alfonso Beltrán Franco, Luis Arturo Arcia, Robinson Salcedo Guarín y Luis Alfredo Moreno Chagüeza, y los policías Carlos José Duarte, César Augusto Lasso Monsalve, Jorge Trujillo Solarte, Jorge Humberto Romero, José Libardo Forero y Wilson Rojas Medina, todos ellos secuestrados entre 1998 y 1999. EFE

rrm-agp/erm/acb

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí