Publicidad | Vea su anuncio aquí

Annan en Teherán para intentar salvar el plan de paz de la ONU para Siria

Teherán, 11 abr (EFE).- El mediador de la ONU y la Liga Árabe para el conflicto de Siria, Kofi Annan, inició sus reuniones en Teherán con el viceministro iraní de Exteriores para Asuntos Árabes, Husein Amir Abdolahian, tras su llegada anoche a Irán, uno de los pocos aliados en la región del régimen de Damasco.

Hoy, Annan tiene previstas reuniones para tratar de salvar in extremis su plan de paz para Siria con el presidente, Mahmud Ahmadineyad, con el ministro de Asuntos Exteriores, Ali Akbar Salehi, y con el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Said Jalili, informaron las televisiones oficiales.

Mientras Annan visita Irán, las esperanzas de que se logre el alto el fuego previsto en las próximas horas se reducen, mientras la oposición denuncia nuevos ataques del Gobierno y los rebeldes armados amenazan con pasar a la ofensiva.

Pese a todo, antes de salir ayer de Turquía hacia Irán, el ex secretario general de la ONU insistió en la vigencia de su plan de paz y exigió que se lleve a cabo el alto el fuego previsto para mañana, al tiempo que recalcaba: "Es demasiado pronto para asegurar que el plan ha fallado".

La República Islámica de Irán ha manifestado que apoyará cualquier plan para la paz y la estabilidad de Siria, siempre que lo acepte el Gobierno del presidente Bachar al Asad, cuya salida del poder Teherán no se plantea, pues lo considera una barrera para la influencia en la región de Israel y EEUU, sus principales enemigos.

Irán ha mostrado su apoyo a las medidas diplomáticas para resolver el conflicto en Siria y respaldado las reformas planteadas por el Gobierno de Damasco, al tiempo que se oponía tajantemente a cualquier intervención extranjera.

También ha responsabilizado de la situación de Siria a grupos terroristas armados por países occidentales, en especial EEUU, y algunos árabes.

Opositores sirios y varios países, entre ellos EEUU, han acusado a Irán de apoyar con armas, personal militar y asesoramiento para la represión al régimen de al Asad, lo que convierte a Teherán en un punto esencial a la hora de influir en un eventual fin de la violencia en Siria. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí