Publicidad | Vea su anuncio aquí

Una explosión al paso de observadores en Siria amenaza seguridad de la misión

Damasco, 9 may (EFE).- La explosión de un artefacto al paso de un convoy de observadores de la ONU en el sur de Siria evidenció hoy los riesgos de seguridad que corre la misión desplegada en el país, donde en el plano político la coalición gubernamental se atribuyó la victoria en los recientes comicios legislativos.

El ataque ocurrió a pocos metros de donde se encontraban los expertos internacionales, entre ellos el jefe de la misión en Siria, el general noruego Robert Mood, que acababan de cruzar un puesto de control cerca de la ciudad meridional de Deraa.

Según un comunicado de la Misión de Supervisión de la ONU en Siria (UNSMIS), no hubo víctimas entre los observadores, pero varios soldados sirios que escoltaban el convoy resultaron heridos y fueron trasladados a un hospital.

Mood aseguró que el ataque es "un ejemplo de lo que está sufriendo el pueblo sirio a diario" e insistió en la necesidad de que "todas las formas de violencia terminen", de acuerdo a la nota.

Los observadores, encargados de supervisar el cumplimiento del plan de paz del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, iban a efectuar una visita a Deraa, bastión opositor donde estallaron las primeras protestas contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, en marzo de 2011.

Algunos testigos explicaron a Efe que un cámara de la televisión estatal resultó también herido por la explosión, que causó destrozos en un vehículo gubernamental.

Aunque no está clara la autoría de la explosión, el activista Mohamed Sarmini, miembro del Consejo Nacional Sirio (CNS) -principal órgano opositor en el exilio- atribuyó el ataque a las fuerzas del régimen y destacó las "buenas relaciones" entre los rebeldes y los observadores.

A pesar del precario alto el fuego decretado el pasado 12 de abril y de la llegada de observadores pocos días después, los actos de violencia continúan sucediéndose, aunque en menor medida con respecto a meses anteriores.

Otro equipo de observadores visitó hoy la ciudad septentrional de Alepo, indicó la agencia oficial de noticias Sana, que informó de la muerte de cuatro personas por disparos de grupos armados en varias provincias del centro del país.

Los esfuerzos por contener la violencia llevaron ayer a Annan a manifestar que la misión de supervisión es la "única posibilidad" para estabilizar Siria y evitar una guerra civil que tendría terribles consecuencias.

Actualmente hay setenta observadores militares y 43 civiles sobre el terreno, con cinco bases en los alrededores de Damasco y algunos expertos desplegados en Homs (centro), Hama (centro), Idleb (norte), Deraa (sur) y Alepo (norte).

El general Mood señaló hoy que en los próximos dos días el número de integrantes militares de la misión superará el centenar, mientras que Annan confió en que a final de este mes se desplieguen los 300 autorizados por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Los observadores de la ONU deben verificar el cumplimiento del plan de paz, que estipula el fin de la violencia, la retirada de los tanques de las ciudades y el inicio de un diálogo entre el Gobierno y la oposición, entre otros puntos.

Las autoridades sirias aseguran que mantienen su compromiso de poner en marcha dicha iniciativa y las reformas democráticas necesarias para salir de la crisis, incluidas las elecciones legislativas que se celebraron el pasado lunes.

En esos comicios, los primeros pluripartidistas desde 1963, la coalición Unidad Nacional, encabezada por el partido gubernamental Baaz, de Al Asad, se atribuyó hoy la victoria en las quince circunscripciones que componen el mapa electoral sirio.

A falta de que se repita en esta jornada la votación en algunos colegios electorales por supuestas irregularidades, fuentes de esa alianza apuntaron a Efe que han conseguido la gran mayoría de los 250 escaños de la Asamblea del Pueblo o Parlamento sirio.

El presidente del opositor Partido de la Voluntad del Pueblo, Kadri Yamil, denunció varias infracciones en el proceso electoral y advirtió de que la coalición a la que pertenece su formación, el Frente Popular para el Cambio y la Liberación, está valorando qué postura adoptar al respecto.

Se espera que en las próximas horas se den a conocer oficialmente los resultados definitivos de los comicios, boicoteados por la mayoría de los grupos de la oposición interna y calificados por el CNS de "farsa". EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí