Publicidad | Vea su anuncio aquí

Embajador de Francia: "¡Los franceses aman España. Peor para los guiñoles!"

Madrid, 13 jul (EFE).- "Sí, ¡los franceses aman a España!, ¡peor para los guiñoles!". Con estas palabras se ha dirigido esta tarde el embajador de Francia en España, Bruno Delaye, en la fiesta nacional de su país, en la que se ha rendido homenaje a la selección española de fútbol por su triunfo en la Eurocopa.

En presencia del presidente de la Federación Española de Fútbol, Angel María Villar, Delaye ha mostrado su satisfacción por el éxito de la Eurocopa después de la polémica que surgió el pasado mes de febrero a cuenta del programa de los guiñoles de Canal+ en el que se ironizaba sobre el vínculo entre el dopaje y el deporte español.

El embajador francés ha querido aprovechar su discurso de la fiesta del 14 de julio para destacar el liderazgo de España en fútbol y en otros deportes.

"Sí, nos alegramos de aplaudir a sus campeones. ¡Nadal, Alonso y tantos otros...! Hemos admirado el magnífico fútbol de "La Roja". Qué hermoso ejemplo de inteligencia colectiva, tan fresca y eufórica como un buen champán", ha comparado Delaye.

La recepción, celebrada en su residencia oficial, ha contado con la asistencia de más de 3.000 invitados.

El seleccionador nacional, Vicente del Bosque, no ha podido acudir finalmente.

Delaye ya organizó en diciembre de 2010 un homenaje a los grandes deportistas españoles de los últimos 25 años, al que asistieron campeones como el ciclista Miguel Indurain.

Este nuevo acto tiene lugar dos semanas después de que "La Roja" ganara su segunda Eurocopa de fútbol, para lo que tuvo que eliminar a Francia en cuartos de final (2-0).

Entre las autoridades, no ha habido ningún miembro del Gobierno y han estado presentes el presidente del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, y el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa.

Además de su referencia al deporte, el diplomático ha ensalzado otros aspectos de España: "Amamos su tierra, sus paisajes, su luz, su cultura, su gastronomía, su saber vivir, su pueblo orgulloso y acogedor".

Delaye, quien lleva cinco años en Madrid, ha dicho sentirse reconfortado por la "generosa y afectuosa" amistad entre ambos países, también en un contexto de crisis como el actual.

Al referirse a los problemas financieros que afectan a países de la UE como España, ha remarcado la "valentía" de los ciudadanos ante esta situación de "gran dureza", así como la "determinación" del Gobierno de Mariano Rajoy para aplicar un programa de ajustes "sin precedente".

"Creemos en la capacidad de recuperación rápida de la economía española", ha sentenciado ante los diputados, empresarios y otros representantes de las Fuerzas Armadas que han acudido al acto.

A la "perfecta armonía" de España en consensuar medidas contra la crisis, Delaye ha unido la "ejemplar" colaboración en la lucha contra ETA y el crimen organizado, en los intercambios económicos y en la realización de infraestructuras a través de Los Pirineos.

El embajador ha tenido palabras de recuerdo para Miguel Ángel Blanco, el concejal del PP asesinado por ETA hace quince años.

Delaye, gran aficionado a los toros, ha mencionado también la faceta cultural y el interés de los españoles en estudiar el idioma francés. EFE

cpg/jrr/fc

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí