Publicidad | Vea su anuncio aquí

Pussy Riot tilda proceso por oración anti-Putin de "estalinista"

Una de las tres integrantes del grupo punk ruso Pussy Riot tildó este miércoles de "estalinista" el juicio por entonar una "oración" anti-Putin en una catedral, cuyo fallo se dará a conocer el próximo 17 de agosto.

El fiscal ha pedido tres años de reclusión para las tres integrantes de la banda: Nadejda Tolokonikova, de 22 años, Yekaterina Samutsevich, de 29, y Maria Alejina, de 24, acusadas de "vandalismo" e incitación al odio religioso.

Según Tolokonikova, "hubo una orden política" para castigar a las Pussy por haber cometido la osadía de cantar en febrero en la catedral de Cristo Salvador de Moscú una "oración punk" que pedía a la Santa Virgen que las "librara" de una reelección del presidente Vladimir Putin.

"Virgen María, Madre de Dios, líbranos de Putin", decía la "plegaria", que también condenaba "las alabanzas de la Iglesia a dictadores podridos".

El juicio, de siete días, se parece "al de las troikas de la época de Stalin", declaró Tolokonikova, en alusión a los tribunales que en la época del terror estalinista, a partir de la década del 30, condenaron de manera sumaria

y arbitraria a años de campos de reclusión o a la pena capital a miles de soviéticos acusados de crímenes políticos.

Las Pussy recibieron numerosas muestras de simpatía y solidaridad de celebridades artísticas y de responsables políticos occidentales que pidieron su liberación.

El miércoles por la noche, la ídolo del pop estadounidense Madonna dijo durante un concierto en Moscú que rezaba por la libertad de las tres artistas, detenidas hace cinco meses.

También la artista vanguardista Yoko Ono, viuda del fallecido ex Beatle John Lennon, le advirtió a Putin, a través de un mensaje en Twitter, que mantener a las músicas en detención sería un error.

Por el lado político, 120 diputados federales alemanes expresaron su "preocupación" por el caso, en una carta enviada al embajador ruso en Berlín, informó el semanario Der Spiegel.

Y según el diario ruso Kommersant, el ministro checo de Relaciones Exteriores, Karel Schwarzenberg, expresó su apoyo a las muchachas.

Pese a protestas masivas en Moscú y otras grandes ciudades, Putin resultó electo por una aplastante mayoría dos semanas después de la "plegaria" de las Pussy.

En las semanas siguientes, las autoridades instruyeron procesos contra los principales líderes de las manifestaciones.

Tolokonikova dijo que confía en que se produzca rápidamente cambios en el sistema político ruso.

Las Pussy Riot son discípulas y descendientes de los disidentes "perseguidos por Stalin" y el juicio actual es en realidad "el juicio de todo el sistema político", sostuvo la artista.

Putin consideró que la "performance" artística en la catedral de Cristo Salvador no es "nada bueno" pero dijo esperar que el tribunal no sea "demasiado severo" en su sentencia.

am-nm/bfi/ia/js/jo/af

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí