Publicidad | Vea su anuncio aquí

Expresidente denuncia "persecución" política en Bolivia ante la ONU y la OEA

La Paz, 20 sep (EFE).- El expresidente boliviano Jorge Quiroga (2001-2002) denunció ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA) lo que considera una "sañuda persecución" contra opositores en su país y les pidió pronunciarse sobre un juicio impulsado en su contra por el Gobierno.

El exmandatario informó hoy a los medios que ha enviado sendas cartas con su petición al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza; a su homólogo de la ONU, Ban Ki-moon, y a la alta comisaria de este organismo para los Derechos Humanos, Navi Pillay.

En sus misivas, Quiroga señala que en los últimos años en su país, además de persecución, también se denuncian sistemáticas campañas para amedrentar a la prensa y que los órganos judiciales están "sometidos al Gobierno" y son usados para perseguir.

Según el expresidente, fuera de Bolivia hay dos centenares de dirigentes políticos, cívicos, regionales y gremiales que obtuvieron el beneficio del asilo o refugio político en países vecinos.

Uno de los casos que cita es el del senador de oposición Roger Pinto, asilado en la embajada brasileña en La Paz desde hace 116 días, pero que no puede abandonar esta ciudad porque el Gobierno boliviano se niega a darle el salvoconducto para que viaje a Brasil.

Quiroga pidió que la ONU y la OEA se pronuncien sobre el juicio que el estatal Banco Unión impulsa en su contra por supuestos delitos de "injuria, calumnia y difamación", luego de que mencionara a esa entidad en medio de denuncias hechas en 2009 en un caso de corrupción en la petrolera estatal YPFB.

En 2010, Quiroga fue condenado por un juez en primera instancia a dos años y ocho meses, sentencia que apeló ante un tribunal que en los próximos días se pronunciará sobre el caso.

Según Quiroga, las denuncias en su contra no tienen sustento y las sentencias dictadas sobre el caso YPFB han establecido las supuestas irregularidades en el manejo de sus fondos bancarios.

También pidió que los organismos soliciten al juzgado pertinente los documentos del juicio en su contra para que constaten, según sostuvo, "los abusos, atropellos y arbitrariedades" a los que están "sometidos" quienes no comparten las ideas del Gobierno.

Hace unos días, los obispos de la Iglesia católica pidieron al Ejecutivo amnistía para los "encarcelados, exiliados y refugiados políticos" y la representante de la ONU en La Paz, la japonesa Yoriko Yasukawa, expresó su preocupación por el número alto de juicios iniciados contra opositores.

Además de Brasil, también hay asilados o refugiados políticos en Perú, Paraguay, Estados Unidos y España, aunque el Gobierno de Evo Morales sostiene que se trata de procesados por corrupción u otros delitos que huyeron de la justicia. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí