Publicidad | Vea su anuncio aquí

Hija de Pinochet "asqueada" de "persecución judicial" contra su familia

Santiago de Chile, 1 nov (EFE).- Jacqueline Pinochet Hiriart, la hija menor del fallecido dictador chileno Augusto Pinochet, se declaró "asqueada" de la "persecución judicial" de la que a su juicio es víctima su familia.

"En 2013 se van a cumplir 40 años del (golpe del año) '73... ¡Ya no más! Ahora van a seguir con los nietos, los bisnietos... ¡Basta!", sostuvo Jacqueline Pinochet en una entrevista que publica en su última edición la revista chilena Cosas.

Según la mujer, que vive en Miami, en los juicios que aún están abiertos en los tribunales, "se inventaron acusaciones que son francamente imposibles".

Ello, en relación con el juicio que indaga el origen de la fortuna amasada por el dictador (1973-1990), fallecido en diciembre de 2006, en cuyo marco permanecen embargados numerosos bienes, principalmente inmuebles, que pertenecieron a Pinochet y por ello sus descendientes no han podido recibirlos en herencia.

El juicio se inició en el año 2005, tras el descubrimiento en bancos del exterior de más de un centenar de cuentas que Pinochet mantenía bajo identidades falsas.

La investigación ha determinado que el general acumuló en su vida una fortuna de unos 26 millones de dólares, de los que menos del 10 % tenía justificación legal.

Al fallecer, el dictador estaba procesado en este caso por fraude tributario y uso de pasaportes falsos y desaforado, paso previo al procesamiento, por malversación de fondos públicos.

Algunas aristas del juicio han significado en este período órdenes de arresto e investigaciones a numerosos colaboradores y a los propios hijos y la viuda de Pinochet, Lucía Hiriart, aunque finalmente fueron sobreseídos.

También el dictador estaba procesado en algunos casos de violaciones a los derechos humanos, como cabeza de un régimen durante el cual, según cifras oficiales, unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que cerca de 1.200 continúan desaparecidos y más de 33.000 fueron torturados y encarcelados por causas políticas.

"En el fondo todo eso me asquea, porque está bien que haya gente que no le guste mi papá, ¡pero basta! En 2013 se van a cumplir 40 años del (golpe militar) '73? ¡Ya no más! Ahora van a seguir con los nietos, los bisnietos? ¡Basta!", insistió Jacqueline Pinochet en la entrevista con Cosas.

Según su relato, los mayores costos de las acciones judiciales los han pagado sus hijos, nietos del general, "al haber visto toda esta persecución. Lo que vivió mi papá".

Para Jacqueline, "sobre todo cuando estaba el Gobierno de Michelle Bachelet (2006-2010) mis hijos vieron todo muy complicado".

Junto con descartar la implicación de la familia en alguna malversación de fondos públicos -"es impensable", manifestó-, Jacqueline Pinochet destacó la figura de su madre, Lucía Hiriart, de 90 años, a quien describe como "una mujer fuertísima que "sigue adelante".

"Está (la madre) viviendo una etapa buena, aunque obviamente la siguen molestando con los temas de mi papá", manifestó.

Jacqueline, que se declara "sin color político", dijo que está pensando en escribir una autobiografía. "Me encantaría, pero estoy analizando cuándo y cómo hacerlo sin afectar a terceros", expresó al respecto. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí