Publicidad | Vea su anuncio aquí

Cuba denuncia que oficina de EEUU facilita internet para promover subversión

La Habana, 2 nov (EFE).- El Gobierno de Cuba denunció hoy que la Sección de Intereses de EE.UU. en La Habana (SINA) facilita en su sede el uso "ilegal" de internet para promover actividades "subversivas" contra la isla, según un comunicado oficial divulgado hoy por el diario Granma.

"En su labor de injerencia en los asuntos internos de Cuba, la SINA ha llegado al extremo de asumir tareas de capacitación, estableciendo dentro de su sede locales y centros ilegales de internet para proveer entrenamiento e impartir cursos a personas, con el objetivo de que actúen contra los intereses del Estado cubano", indica la nota.

La declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla califica de "inaceptable y cínico" que los programas promovidos por la SINA sean desarrollados por el país que "impide a Cuba conectarse a las decenas de cables submarinos que rodean la isla para poder acceder a internet".

Además, resalta que la política de "hostilidad" y bloqueo económico de EE.UU. contra Cuba incluye restricciones en el intercambio educativo, cultural, académico, científico y deportivo entre ambas naciones.

El Gobierno destaca que, al igual que en otros muchos países, en Cuba se requiere de licencias y autorizaciones oficiales para impartir programas docentes o cursos y ofrecer servicios de internet.

"La SINA no cuenta con ningún permiso para dar estas prestaciones, que realiza sin la anuencia de las autoridades cubanas, por lo que son ilegales", añade el texto.

Según el comunicado, existen "pruebas irrebatibles" de que "fondos oficiales" del Gobierno de EE.UU. financian esas actividades de la SINA, que opera como "cuartel general de la política de subversión" estadounidense contra la isla.

Para Cuba, esas "acciones subversivas" y el "recrudecimiento" del bloqueo demuestran que el actual Gobierno de Estados Unidos "no tiene la voluntad real de dejar atrás las peores políticas y prácticas de la Guerra Fría y no desiste de sus intentos por tratar de someter" a la isla.

En la isla, el acceso a internet está muy restringido y, salvo contados casos, no se permite a los cubanos tener conexión a la red desde sus domicilios.

El Gobierno cubano culpa de esta situación al bloqueo que Estados Unidos aplica sobre la isla desde 1962 porque esa política de embargo obliga a la isla a acceder a la red mediante un enlace por satélite que hace la conexión lenta y cara.

Como alternativa, Cuba desarrolló un proyecto conjunto con Venezuela consistente en un cable submarino de fibra óptica que llegó a la isla en 2011 y que se espera multiplique por 3.000 la capacidad de conexión a internet en el país.

Más de un año después de la llegada del cable, el Gobierno cubano no ha informado sobre la situación de esa tecnología en la isla ni ha concretado cómo será distribuido su servicio. EFE

arj/sam/eat

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí