Publicidad | Vea su anuncio aquí

Presentan vehículos solares que competirán en carrera en desierto chileno

Santiago de Chile, 7 nov (EFE).- Los vehículos solares chilenos que competirán en la segunda edición de la Carrera Solar Atacama, de cuatro días de duración y 1.300 kilómetros de recorrido, fueron presentados hoy en Santiago, frente al palacio de la Moneda, sede del Ejecutivo.

La competición, que se desarrollará entre el 15 y el 19 de noviembre, entre las regiones de Tarapacá y Antofagasta, en el norte de Chile, contará con dieciocho modelos, doce de ellos de fabricación chilena, todos ellos con el denominador común de ser responsables con el medio ambiente.

Los restantes competidores proceden de Argentina, Venezuela e India, explicaron los organizadores de la carrera.

El equipo Antakari de la Universidad de La Serena, ganador el año pasado, remodeló por completo su auto para esta edición.

"Disminuimos peso, utilizamos fibra de carbono de última tecnología, los mejores paneles solares que se encuentran en el mercado y hemos mejorado sistemas de telemetría, eficiencia del vehículo, aerodinámica, puntos que hacen este modelo muy superior al el año pasado", dijo a Efe Jaime Muñoz, ingeniero de minera Los Pelambres y capitán del equipo.

El prototipo, que puede circular a 70 kilómetros por hora y tiene una autonomía de cuatro horas sin sol, cuenta con cuatro pilotos y un grupo de apoyo de cerca de dieciséis personas.

Para Muñoz, los vientos laterales y las grandes diferencias de altitud son las principales dificultades de este año.

"El principal desafío de este año es un ascenso desde la ciudad de Calama hasta San Pedro de Atacama. Tenemos que subir a 3.400 metros de altura", señaló.

Rodrigo Varela se encarga de la electrónica y el chasis del modelo Ateneo 2, el proyecto de la Academia Politécnica Militar de Chile que acabó en tercera posición en 2011.

"El gran desafío que se adquiere al diseñar este tipo de vehículos va en la administración de la energía, más que en el diseño o en la parte mecánica", apuntó Varela a Efe.

Tras casi ocho meses de diseño y simulación, un mes de construcción y la experiencia de la año pasado, consiguieron hacer un modelo de "casi cuarenta kilos de peso" menos, "un motor más potente" y "una capacidad de almacenaje bastante mejor" que en la primera edición. EFE

bgs/ns/dmt

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí