Publicidad | Vea su anuncio aquí

Jefe de la CIA David Petraeus renuncia por relación extraconyugal

El director de la CIA, David Petraeus, renunció el viernes a su cargo por mantener una relación extramatrimonial, poniendo un abrupto final a una brillante carrera en la que se destacó como comandante militar en la guerras de Irak y Afganistán.

La revelación sorprendió a Washington apenas tres días después de la reelección del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y poco antes de que Petraeus debiera declarar sobre la supuesta omisión de la CIA para proteger adecuadamente un consulado estadounidense en Libia que sufrió mortalesn ataques hace dos meses.

"Después de estar casado durante más de 37 años, mostré mucha falta de juicio al involucrarme en una aventura extramatrimonial", dijo Petraeus en un mensaje al personal de la agencia de inteligencia estadounidense, dado a conocer a los medios de comunicación.

"Este tipo de comportamiento es inaceptable, tanto como esposo y como líder de una organización como la nuestra", agregó.

No está claro por qué Petraeus sintió que tenía que dimitir por el caso, y si su vínculo presentaba un problema puramente personal o un problema de seguridad que podría afectar su trabajo en la CIA.

La identidad de la persona con la que Petraus mantuvo la relación no fue revelada. Pero según la cadena de televisión NBC y otros medios estadounidenses, el FBI estaba investigando a Paula Broadwell, quien publicó una biografía detallada de Petraeus, titulada "All In", por acceso indebido a información clasificada.

La renuncia llega en medio de críticas a Petraeus sobre su respuesta a un ataque el 11 de septiembre en un consulado de Estados Unidos en Bengasi, en el que murieron el embajador estadounidense en Libia y otros tres estadounidenses.

Petraeus, cuyo manejo del incidente es cuestionado por algunos legisladores, debía enfrentar un duro interrogatorio en varias reuniones clasificadas a puertas cerradas en el Congreso la próxima semana.

Michael Morell, director ajunto de la CIA, reemplazará interinamente a Petraeus. Los legisladores dijeron que esperaban que Morell, sobre cuyo liderazgo en la agencia de inteligencia Obama expresó su "absoluta confianza", declare en la investigación.

Con respecto al próximo director permanente, se especula que el cargo sea para John Brennan, el asesor de la Casa Blanca contra el terrorismo y un veterano de la CIA que ha jugado un importante papel en la guerra de aviones no tripulados (drones) de Obama contra los militantes de Al Qaida.

Petraeus, de 60 años, asumió como director de la CIA hace poco más de un año tras haber liderado la misión de la OTAN en Afganistán y haberse retirado como general, con un rango de cuatro estrellas, siendo reconocido como uno de los militares más connotados de su generación.

Ningún general desde William Westmoreland en la época de la Guerra de Vietnam había sido tan destacado ni había tenido tanta influencia.

Algunos le atribuyen haber dado un nuevo impulso a la guerra en Irak en 2007, después de que el entonces presidente George W. Bush ordenara aumentar las tropas en ese país.

Obama más tarde lo eligió para encabezar un aumento similar de las fuerzas estadounidenses en Afganistán en 2010, para lo cual Petraeus dejó un alto cargo como comandante de todas las fuerzas de Estados Unidos en Medio Oriente.

Sin embargo, Obama optó por no promover a Petraeus como jefe del Estado Mayor Conjunto, nombrándolo en cambio al frente de la CIA poco después de que la agencia de inteligencia eliminara al líder de Al Qaida, Osama bin Laden.

En un comunicado, el mandatario estadounidense elogió el trabajo del hasta ahora director de la CIA. "David Petraeus ofreció un extraordinario trabajo a Estados Unidos durante décadas" afirmó Obama en el documento.

El presidente aceptó la renuncia de Petraeus después de reunirse con él el jueves.

"Ayer en la tarde fui a la Casa Blanca, y le pedí permiso al presidente para renunciar por motivos personales a mi puesto como director de la CIA", dijo Petraeus, y agregó que el mandatario había aceptado su dimisión.

Por su parte, el director de Inteligencia estadounidense, James Clapper, lamentó la "pérdida de uno de sus servidores públicos más respetados".

El senador John McCain, un partidario de Petraeus que defendió la estrategia del general en Irak, elogió su desempeño como comandante.

"El general David Petraeus sobresaldrá en las filas de los más grandes héroes militares de Estados Unidos", dijo McCain, destacando que "su liderazgo inspirador y su genio" fueron responsables del éxito en Irak.

El paracaidista de la División Aerotransportada 101, que reescribió el manual del Ejército para la guerra contra la insurgencia, es un deportista entusiasta que escapó de la muerte dos veces: la primera cuando le dispararon accidentalmente durante un entrenamiento y la segunda durante un fallido salto en paracaídas.

Intensamente competitivo, se graduó en la Academia Militar estadounidense en West Point en 1974, donde conoció a su esposa, Holly, hija del superintendente de West Point.

ddl/dc/ad/spc

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí