Publicidad | Vea su anuncio aquí

Afirman que en Onemi chilena hay olvidados 597 equipos para detectar tsunamis

Santiago de Chile, 12 nov (EFE).- Legisladores del Partido Demócrata Cristiano denunciaron hoy que desde hace dos años existen arrumbados en la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), un total de 597 equipos para detectar sismos y tsunamis.

Chile, país de 16,6 millones de habitantes, está considerado el país más sísmico del planeta, sin embargo, carece de una buena red de sismología y los pocos aparatos existentes, la mayoría han sido instalados por expertos de Francia o Japón.

Los democristianos Matías Walker y Ricardo Rincón explicaron hoy que solicitaron a la Contraloría un pronunciamiento por el almacenaje en bodegas de 597 equipos de monitoreo sismológico, adquiridos a finales del Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet (2006-2010).

Walker explicó a los periodistas que los equipos detectarían el hipocentro del terremoto y de esa manera, se lograría advertir la ocurrencia de tsunamis, pues los datos se envían a una red sismológica, por lo que acusó de incompetencia del Ministerio del Interior, de quien depende la Onemi, de no dar el uso adecuado a los equipos.

Agregó que los 597 equipos fueron aprobados en el presupuesto del 2008, fondos que se aumentaron en los años siguientes, al totalizar 18 millones de dólares, para instalar los equipos a lo largo de todo Chile.

Sostuvo que el sistema estaría a cargo del Servicio Sismológico de la Universidad de Chile, sin embargo la Onemi recurrió al Gobierno para administrarlos, "pero que en la actualidad se encuentran arrumbados en una bodega".

En tanto, el diputado Rincón afirmó que la Contraloría debe investigar la adquisición de estos equipos de sismología, pues la instalación de los mismos tarda al menos cuatro años, lo que implicaría que cuando estos se pongan en funcionamiento podrían quedar obsoletos.

Los parlamentarios de oposición también emplazaron al ministro del Interior, Andrés Chadwick, con el fin de que abra una auditoría interna para determinar las razones para no colocar en funcionamientos dichos equipos.

El ultimo gran terremoto que azotó Chile se produjo el 27 de febrero del 2010 y tuvo una intensidad de 8,8 grados en la escala abierta de Richter con un posterior maremoto que causó la muerte de más de 500 personas, dejó 800 mil damnificados y provocó pérdidas por 30 mil millones de dólares. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí