Publicidad | Vea su anuncio aquí

Cientos de pescadores marchan en capital chilena en contra nueva ley de pesca

Santiago de Chile, 14 nov (EFE).- Alrededor de 600 pescadores provenientes del sur de Chile marcharon hoy pacíficamente por la capital chilena para protestar contra un proyecto de ley de pesca que se discute en el Congreso y en el que esperan se incluyan sus demandas.

Todos ellos llegaron en microbuses hasta Santiago tras una caminata simbólica desde la región del Bío Bío y ya en esta ciudad marcharon hasta el Palacio de la Moneda, sede del Ejecutivo, por la Alameda, la principal arteria de esta ciudad, resguardados por la policía.

Sus principales dirigentes fueron recibidos por el subsecretario de Pesca, Pablo Galilea, al que le entregaron una demanda con 17 peticiones que esperan se incluya en el nuevo articulado, aunque no se entregó información oficial al respecto.

Los pescadores se oponen a una iniciativa en tramitación en el Congreso que ha sido apadrinada por el ministro chileno de Economía, Pablo Longueira y que consideran perjudicial.

El Ejecutivo, que cuenta con el apoyo de los industriales, defiende que esta ley es necesaria para dar sostenibilidad al sector ante la sobreexplotación de los recursos, pero los pescadores responsabilizan de ese colapso a las empresas y temen que los cambios consoliden la "privatización" del mar.

Según cifras oficiales, la pesca extractiva da empleo a unas 128.000 personas, de las que 86.132 son pescadores artesanales, de quienes a su vez dependen 5.000 empleos indirectos.

En tanto, el sector industrial ocupa a unos 5.000 trabajadores en las flotas y a 32.000 en las plantas procesadoras.

Entre las especies afectadas por la sobreexplotación está el jurel, que representa casi la mitad de las capturas y cuya pesca ha caído de 4,5 millones de toneladas anuales en 1995 a menos de 300.000 este año.

El Gobierno, en cambio, defiende que los trabajadores artesanales aumentarán sus cuotas y asegura que con esta ley podrán aglutinar el 55 % de los desembarques, frente al 45 % de la industria.

Los pescadores, por su parte, piden que se aumenten las millas de protección para el sector artesanal y que sea el Consejo Nacional de Pesca el que siga fijando las cuotas en cada pesquería y no un comité científico.

La nueva Ley de Pesca, en la que destacan temas como la preservación del ecosistema, el uso obligatorio del sistema de posicionamiento global (GPS, por su sigla en inglés), pago de patentes, pesca de arrastre y cuotas de pesca, debe entrar en vigencia el 1 de enero, de lo contrario el sector quedará sin una norma que regule las capturas. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí