Publicidad | Vea su anuncio aquí

Baltasar Garzón dice que sería ilegal un arresto de Assange si va al hospital

Quito, 15 nov (EFE).- El exjuez español Baltasar Garzón, abogado del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, dijo hoy que sería ilegal si Reino Unido aprovechara una eventual salida al hospital de su defendido para detenerlo, aunque aclaró que su situación médica no es "alarmante".

El australiano ha tenido una acogida "óptima" en la embajada ecuatoriana en Londres, donde está refugiado desde junio, pero aun así sus condiciones de vida "no son idóneas, ni físicas ni psicológicas para una estadía amplia", explicó Garzón a la prensa en Quito.

El jurista dijo estar en contacto con él y adelantó que lo visitará "en las próximas semanas".

"Su situación médica no es para nada alarmante, es la propia de una persona en condiciones físicas bastante limitadas. El espacio en que se mueve es mínimo", indicó.

Assange está a la espera de que Reino Unido le otorgue un salvoconducto para salir de la embajada o alguna otra solución a su situación.

Si abandonara ahora la legación diplomática los agentes británicos que la custodian lo detendrían y sería extraditado a Suecia, donde es sospechoso de delitos sexuales.

Ecuador ha pedido al Gobierno de Londres un salvoconducto para que Assange pueda ser tratado en un hospital si su salud se deteriora, según ha indicado su cancillería.

"En ningún caso podría aprovecharse una salida al hospital o a un centro médico por prescripción médica, para tomar unas medidas que entiendo que estarían fuera de toda legalidad", aseveró Garzón, quien dijo que la policía debería respetar su "inmunidad" por haber recibido asilo.

El jurista, quien se encuentra esta semana en Ecuador al frente de un grupo de expertos que evalúan la reforma judicial en el país andino, criticó al Gobierno británico por no tomar ninguna medida para prevenir una situación de ese tipo.

Garzón dijo que Assange está sujeto a un control médico y aseveró que "si bien no es preocupante la situación, no quiere decir que en cualquier momento no comience a serlo".

Assange afirma que es objeto de una persecución política por la divulgación por parte de WikiLeaks de miles de cables diplomáticos delicados para varios países, especialmente Estados Unidos.

El australiano, al que Ecuador otorgó asilo en agosto, mantiene que si Suecia lo extradita a Estados Unidos podría afrontar la pena de muerte o cadena perpetua por publicar información confidencial.

Garzón dijo que el equipo de defensa de Assange sabe que hay "comunicaciones" entre Ecuador y Reino Unido sobre el caso, pero que es "escaso" su conocimiento sobre su contenido.

El jurista aseveró que Reino Unido se equivoca al no aceptar la vigencia del asilo, porque su postura "no se ajusta a una interpretación razonable" del derecho internacional.

"El asilo político está concedido y lo vincula", afirmó Garzón.

El exjuez español dijo entender que Reino Unido está ante el dilema de cumplir con la petición sueca de extradición de Assange y respetar el "derecho humano" al asilo, pero ese segundo debería prevalecer, en su opinión. EFE

cma/jrh

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí