Publicidad | Vea su anuncio aquí

Piñera participará en Cumbre de Cádiz como principal orador de Latinoamérica

Londres, 15 nov (EFE).- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, llegará mañana a la ciudad española de Cádiz para participar en la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, a la que asistirán la mayoría de los dignatarios de los 22 países que integran este bloque.

Piñera, quien ostenta actualmente la presidencia "pro tempore" de la naciente Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), será el principal orador por parte de América Latina durante el retiro que los mandatarios sostendrán el segundo día de la cumbre.

Durante el "almuerzo retiro" que el Rey Juan Carlos ofrecerá a los jefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos, el Monarca hablará sobre "El impacto de la crisis económica en Iberoamérica y las respuestas iberoamericanas a la crisis".

Piñera, quien el pasado viernes fue invitado por el presidente del Gobierno español a intervenir en nombre del bloque latinoamericano, tiene previsto sostener un encuentro bilateral con Mariano Rajoy, además de con el primer ministro portugués, Pedro Pasos Coelho.

La cita de Cádiz se produce dos meses antes de la Cumbre CELAC - UE, la cita internacional más importante de todo el mandato presidencial de Sebastián Piñera, que tendrá lugar en Santiago los días 26 y 27 de enero próximos y a la que están invitados 60 jefes de Estado y de Gobierno.

La celebración de la XXII Cumbre Iberoamericana coincide con el bicentenario de la Constitución Española de 1812, considerada una de las cartas magnas más avanzadas de la historia y que tuvo una gran influencia en los procesos de emancipación de las entonces colonias españolas.

Precisamente el lema escogido por el país anfitrión de la XXII Cumbre Iberoamericana es "Una relación renovada en el Bicentenario de la Constitución de Cádiz", el cual gira en torno al desarrollo económico; las infraestructuras, y la promoción de la micro, pequeña y mediana empresa.

Asimismo, el fortalecimiento institucional; la educación y el impulso al espacio cultural iberoamericano, y la promoción del llamado "trabajo decente" como eje vertebrador de la actividad económica.

Según fuentes de la delegación chilena, esta cumbre tiene lugar en momentos en que la relación entre los países latinoamericanos y europeos está viviendo un proceso de transformación como consecuencia de la crisis que azota al Viejo Continente desde hace más de dos años y el papel cada mes más pujante de las economías emergentes.

Sin embargo, esta circunstancia no modifica el "status quo" de las relaciones políticas y económicas entre ambos bloques, sino que es vista como una oportunidad para que los gobiernos adopten políticas que reconozcan la nueva realidad en materias como la emigración.

A este respecto, Chile considera de interés aprovechar la llegada masiva de ciudadanos españoles y portugueses en los últimos meses en busca de nuevos horizontes laborales y que representan una aportación profesional de gran calidad.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí