Publicidad | Vea su anuncio aquí

Piñera se lleva de Bruselas compromiso de la UE de ampliar acuerdo con Chile

Manuel Fuentes

Bruselas, 15 nov (EFE).- El presidente chileno, Sebastián Piñera, quien se reunió hoy con los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, obtuvo de las autoridades comunitarias el compromiso de ampliar el Acuerdo de Asociación suscrito por su país hace diez años.

Piñera, presidente de turno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), cumplió así uno de los objetivos de su gira por Europa y Turquía, después de que ayer miércoles el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schultz, respaldara "un nuevo acuerdo" entre América Latina y la UE.

Los cambios políticos y económicos experimentados por los países latinoamericanos en la última década, los avances en la lucha contra la pobreza y la consolidación del desarrollo económico, en contraste con la crisis en el Viejo Continente, son las razones que, según el mandatario chileno, han favorecido el cambio en la relación entre ambos bloques.

"Hemos revisado la aspiración chilena de fortalecer y ampliar el acuerdo que tenemos con la Unión Europea y vamos a iniciar conversaciones para pasar a la segunda etapa", anunció Piñera tras entrevistarse este jueves en la capital belga con Durao Barroso.

El Gobierno chileno venía reclamando desde hace tres años que Bruselas aceptara aplicar la "cláusula evolutiva" del tratado, que regula la posibilidad de ampliar el alcance económico y político a los tres años de la entrada en vigor del convenio.

Pero, según explicó Piñera por la mañana al comparecer ante la Comisión de Exteriores del Parlamento Europeo, sólo la Eurocámara respaldaba la aspiración chilena, que se enfrentaba a la oposición de la Comisión y el Consejo Europeo.

La reivindicación chilena se sustentaba en la convicción de que la relación entre América Latina y la Unión Europea hace tiempo que entró en una nueva fase de mayor equilibrio entre ambos bloques, debido, entre otros motivos, a la forma en que las emergentes economías latinoamericanas están afrontando la crisis económica mundial.

"La verdad es que nuestro Acuerdo de Asociación ha convertido lo que ya era una muy buena relación en una auténtica asociación entre iguales (...), pero no debemos conformarnos con lo alcanzado hasta ahora, debemos hacer más", reconoció el presidente de la Comisión Europea.

La visita del presidente Piñera a las instituciones comunitarias también "ha sido una buena oportunidad para celebrar el décimo aniversario del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Chile, destacó por su parte el presidente del Consejo, Herman van Rompuy, quien resaltó que "la estrecha cooperación entre Chile y la UE está basada en valores y aspiraciones comunes".

Tras felicitar a Piñera por sus esfuerzos a favor del desarrollo y la superación de la pobreza, el presidente del Consejo Europeo elogió la contribución de Chile a las misiones de paz y fortalecimiento de la democracia en el mundo.

Van Rompuy destacó que "Chile es una sólida democracia" y uno de los socios más dinámicos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), y manifestó su coincidencia con Sebastián Piñera en cuáles deben ser los ejes de la integración regional en América Latina y en las relaciones con la Unión Europea.

En su visita a las instituciones comunitarias, Piñera elogió la mesura en el gasto público y aseguró que Chile ha aprendido mucho de la experiencia europea, porque -según él- buena parte de la situación actual en el Viejo Continente se debe a que algunos países han vivido por encima de sus posibilidades económicas.

Europa representa el segundo destino de las exportaciones chilenas (después de China) y la principal fuente de inversión extranjera. El intercambio comercial alcanzó el año pasado un máximo histórico de 18.000 millones de euros.

Sin embargo, la grave crisis que afecta a los países europeos ha sembrado incertidumbre en algunos sectores sobre la proyección de las relaciones económicas y comerciales.

Al respecto, Piñera consideró que "la crisis está siendo muy larga y muy profunda, pero los malos tiempos están quedando atrás y ya se empieza a ver la luz al final del túnel".

Antes de reunirse con las máximas autoridades comunitarias, el presidente chileno compareció ante la Comisión de Exteriores del Parlamento Europeo.

Los europarlamentarios le interpelaron acerca de la reivindicación marítima de Bolivia, la reducción de las desigualdades, el combate a la pobreza, la dictadura militar, la situación de los indígenas y el crecimiento de la economía, entre otros temas.

Tras su estancia en la capital comunitaria, primera escala de su gira europea, Sebastián Piñera viajó en el tren Eurostar para reunirse en Londres con el primer ministro británico, David Cameron. EFE

mf/fm

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí