Publicidad | Vea su anuncio aquí

Vicecancilleres de Chile y Perú fortalecen proceso de integración fronteriza

Santiago de Chile, 15 nov (EFE).- Los vicecancilleres de Chile y Perú, José Beraún y Alfonso Silva, respectivamente, se reunieron hoy en la norteña ciudad de Arica a fin de fortalecer el proceso de cooperación e integración fronteriza entre ambos países y colocar un mayor énfasis en la unificación económica y social.

La cita se realiza a un mes de que se inicie la fase oral del juicio en la Corte Internacional de La Haya donde en 2008 Perú presentó una demanda para que establezca los límites marítimos con Chile.

Para el Gobierno chileno dichos límites están fijados en acuerdos suscritos en 1952 y 1954, pero los peruanos consideran que solo se refieren a temas pesqueros.

Según un comunicado difundido hoy por el ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, la cita en Arica se realiza en el marco de la Primera Reunión del Comité de Integración y Desarrollo Fronterizo donde se suscribió el nuevo reglamento que regirá la citada reunión que se extenderá hasta mañana viernes.

De acuerdo con el texto de la Cancillería chilena, la presencia de los dos viceministros en la cita de Arica refuerza la voluntad de ambos países por fortalecer la confianza mutua y apuesta a la construcción y consolidación de una relación fronteriza de largo plazo.

A partir de sus primeras reuniones el Comité de Frontera -nombre con el que nació en 1999- se estableció como un importante foro bilateral que en su accionar ha buscado fomentar la facilitación y coordinación fronteriza, también agilizar el movimiento de personas, vehículos y mercancías a través de la implementación de procedimientos eficaces y soluciones rápidas.

Desde mediados de octubre, un equipo de 29 especialistas de la entidad humanitaria Norwegian People's Aid efectúa los trabajos de desminado de la frontera Chile-Perú, que se prolongarán hasta diciembre.

Los trabajos se efectúan dentro de las condiciones y modalidades acordadas por los Gobiernos de Chile y Perú en junio pasado, cuando encargaron a esa entidad noruega el retiro de los artefactos explosivos.

Las lluvias que cayeron a finales de febrero en el norte de Chile desplazaron las minas, lo que obligó a cerrar el paso fronterizo durante algunos días y a acelerar los trabajos de remoción, situación que causó malestar en el Ejecutivo peruano, porque en su opinión, efectivos militares chilenos traspasaron la frontera.

Las minas antipersonales y antitanque se sembraron en los años setenta, en un periodo de tensión entre los dos países, y se encuentran en áreas valladas y delimitadas, a la espera de ser retiradas en el marco de los trabajos para cumplir con la Convención de Ottawa. EFE

mc/jrh

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí