Publicidad | Vea su anuncio aquí

Repsol apuesta por América Latina, pese a expropiación de YPF en Argentina

Quito, 17 nov (EFE).- La expropiación de YPF por parte de Argentina este año no ha enfriado el interés de invertir en América Latina de la empresa española Repsol, que prevé una expansión en países como Brasil, Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador, según dijo el gerente de la compañía en esa última nación, Luis García.

Los gobiernos de Ecuador y Venezuela apoyaron a Argentina, en particular frente a la posibilidad de algún tipo de represalia por parte de Europa, pero incluso en esos países quiere expandirse Repsol.

"Una cosa es la proximidad política e ideológica, y otra cómo los gobiernos actúan desde el punto de vista económico para conseguir lo mejor para su país", dijo a Efe García, quien dirige Repsol en Ecuador y que ha trabajado en las operaciones de la empresa en Argentina, Chile, Perú y Bolivia.

En Ecuador, cuyo presidente Rafael Correa, de izquierda, comparte muchos postulados con la mandataria argentina, Cristina Fernández, García no ve "ningún motivo" para una decisión similar.

Por ello, en lugar de asustarse con la experiencia con Buenos Aires, Repsol planea incrementar sus operaciones en la región.

En Brasil prevé elevar su inversión, pues considera que el país se convertirá a medio plazo en "un gran productor de hidrocarburos" cuando la fase actual de exploración en nuevos yacimientos fructifique, explicó García.

En Bolivia tiene comprometida una gran inversión en el proyecto Margarita, que calificó como "clave" para la empresa, cuya meta es subir la producción de gas para su exportación a Argentina.

También pretende aumentar la extracción de gas en Perú, un país donde Repsol tiene una implantación grande, con el proyecto Kinteroni y con nuevas áreas de exploración.

Y quiere aprovechar el "boom" petrolero de Colombia, donde su presencia ha sido escasa, pero en el cual ha recibido concesiones de áreas de exploración, precisó.

En Venezuela participa en nuevos proyectos en asociación con la estatal PDVSA, mientras que en Ecuador aspira a ampliar el plazo de explotación de los yacimientos que opera actualmente y analiza los datos técnicos de nuevos bloques que saldrán a licitación este mes, con la perspectiva de pujar por alguno, dijo García.

La compañía, que es la mayor productora privada de crudo de Ecuador, debe abandonar en 2018 el bloque 16 y el campo Tivacuno, y con ello acabaría su presencia en Ecuador, pero analiza alternativas para quedarse.

Repsol ganó en los nueve primeros meses del año 1.796 millones de euros (2.288 millones de dólares), un 5,5 % menos que en el mismo periodo de 2011, debido principalmente a los efectos de la expropiación de YPF en abril.

García opinó que el problema con Argentina es "puntual" e "inesperado", pues unos meses antes de la decisión, Repsol "era una empresa muy bien valorada por el Gobierno".

Buenos Aires confiscó las acciones de Repsol por el 51 % de YPF tras acusar a la petrolera de incumplir sus planes de inversión, algo que la compañía niega.

La empresa prepara una demanda en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) contra el país austral.

Tras ese incidente, la estrategia de inversión de Repsol en América Latina refleja una apuesta por el negocio que le es más rentable, la exploración y producción, lo que se conoce como "upstream" en el sector.

La compañía prevé destinar a esa actividad el 80 % de su inversión mundial en los próximos cinco años, calculada en unos 19.100 millones de euros (24.330 millones de dólares), según su plan estratégico.

Su meta es incrementar su producción en torno al 7 % anual hasta alcanzar un bombeo de 500.000 barriles equivalentes de petróleo diarios en 2016.

Repsol es también la mayor empresa en España en transporte, refino y distribución de hidrocarburos, pero esa actividad se resiente de la crisis en el país europeo.

Su impacto está atenuado por su esfuerzo en el pasado por la diversificación internacional, como les ocurre a otras multinacionales españolas.

Ese es el camino por el que la empresa aspira a seguir con sus operaciones en América Latina, así como en Estados Unidos, Argelia y España, donde ha establecido sus proyectos prioritarios, según su plan estratégico. EFE

cma/ltm/sm

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí