Publicidad | Vea su anuncio aquí

Hugh Jackman nunca pasa más de dos semanas lejos de su mujer

Hugh Jackman nunca pasa más de dos semanas lejos de su mujer

A pesar de sus respectivos trabajos en el cine, el popular intérprete y su mujer -la también actriz y directora Deborra-Lee Furness- consideran que es importante verse regularmente para que no se dis...

- BANG Showbiz

A pesar de sus respectivos trabajos en el cine, el popular intérprete y su mujer -la también actriz y directora Deborra-Lee Furness- consideran que es importante verse regularmente para que no se distancien y acaben viviendo vidas separadas. Por este motivo, desde su boda en 1996 tienen el pacto de no pasar más de dos semanas separados.
"Cuando conocí a Deb ella ya había hecho 20 películas. Me dijo: 'Hugh, nunca debemos alejarnos durante más de dos semanas'. Y yo le dije: 'Perfecto, pero ¿por qué?' Y me respondió: 'He estado en muchas películas, y siempre veo cómo se distancian las parejas'", contó Hugh en una entrevista a la radio australiana Triple M 104.9FM.
Sin embargo, él también entiende por qué nacen tantos romances en un set de rodaje, ya que cuando uno se acostumbra a estar solo, se siente más atraído por las personas con quienes trabaja.
"La gente cree que siempre te enamoras de tu compañera de reparto y que vais a vivir una aventura, y no es eso lo que suele suceder. Es simplemente que te acostumbras a vivir por tu cuenta: cuando tienes un problema estás solo, vives tu propia vida. Y cuando estás rodando, la persona que tienes delante de repente te parece fantástica", aseguró.
Es por ello que el actor aprecia poder estar rodando en su Sídney natal -donde graba 'The Wolverine'-, ya que nunca está solo y puede pasar tiempo entre su familia y amigos, además de estar acompañado de su esposa y los dos hijos de ambos.
"Hemos apuntado los niños a una escuela de aquí, que es muy estricta, y en general todos nos asentamos nada más llegamos, por lo que estaba listo para grabar casi al instante. Por ello, ha sido el mejor rodaje que he vivido, porque no he tenido ninguna presión. He pasado mucho tiempo con mi padre, quien no está muy bien, por lo que he podido aprovechar el tiempo y sé que quizá no haya una oportunidad igual. Por lo que con eso, con mi familia asentada, he estado muy satisfecho aquí, a Deb le encanta. Nunca soy tan feliz como cuando vuelvo. Nado en el océano cada mañana y veo a mis mejores amigos. Aunque fuera también tengo una vida satisfactoria y me siento afortunado, me encanta volver", explicó el actor.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí