Publicidad | Vea su anuncio aquí

N.York y Nueva Jersey cifran en 71.000 millones dólares impacto por "Sandy"

Nueva York, 26 nov (EFE).- El paso del huracán "Sandy" por Nueva York y Nueva Jersey a finales de octubre pasado representó un costo de 71.000 millones de dólares, según los últimos datos facilitados hoy por separado por los gobernadores de ambos estados.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, cuantificó en 41.900 millones de dólares el impacto económico de "Sandy" tras reunirse con el alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg, y autoridades de los condados de Nasau, Suffolk y Westchester para analizar el impacto del huracán y la ayuda federal para cubrir las pérdidas.

"La devastación causada por el huracán Sandy es de proporciones sin precedentes, situándose entre los peores desastres naturales de la historia de nuestra nación en términos de muertes, daños a la propiedad e impacto económico", dijo Cuomo.

Por su parte, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, señaló que los daños causados por "Sandy" ascienden a 29.400 millones de dólares, aunque advirtió que la cifra puede aumentar porque continúa la evaluación de los desperfectos provocados por la tormenta.

Los costes en el estado de Nueva York incluyen 32.800 millones para la reparación y restauración de los daños, así como 9.100 millones para la prevención de futuros desastres naturales, según las cifras facilitadas por el gobernador.

Los daños en la ciudad de Nueva York alcanzan los 15.045 millones de dólares, 6.602 millones en el condado de Nassau, 1.784 millones en el condado de Suffolk, 527 millones en el condado de Westchester y 143 millones en Rockland (Queens).

Las pérdidas más importantes fueron en viviendas (9.612 millones de dólares), puentes y carreteras (7.348 millones) y los negocios (6.000 millones).

En la prevención para futuros desastres naturales, se prevé la protección contra inundaciones de la zona del World Trade Center, los túneles del metro, entre otros.

Cuomo comparó las pérdidas ocasionadas por "Sandy" con las de los huracanes "Katrina" y "Rita" en 2005 que afectaron a Nueva Orleans, y señaló que en esta ocasión las cifras son superiores.

Así, el gobernador se refirió a la necesidad de una "estrecha cooperación" entre la administración local, estatal y federal para luchar contra las consecuencias de la tormenta.

Por su parte Bloomberg señaló que la ayuda federal resulta "necesaria" para hacer frente a esta brecha presupuestaria.

Además anunció la puesta en marcha del programa "NYC reparaciones rápidas" para que los propietarios y arrendadores de edificios residenciales afectados reparen los daños y proporcionen electricidad, calefacción y agua caliente a sus inquilinos.

Según el alcalde, es una "obligación legal" del propietario proveer a sus inquilinos de servicios esenciales, por lo que aquellos que no corrijan rápidamente estas condiciones o no se adhieran al programa, estarán sujetos a la apertura de una procedimiento de ejecución. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí