Publicidad | Vea su anuncio aquí

Proponen en Chile agrupar a violadores de DD.HH. en una sola prisión especial

Santiago de Chile, 26 nov (EFE).- Una comisión especial integrada por jueces y expertos ha propuesto agrupar a todos los condenados por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que hasta ahora estaban repartidos en dos prisiones con grandes comodidades, en una sola de ellas.

Esta recomendación está incluida en un informe que la Comisión de Reducción de Condenas de la Corte de Apelaciones de Santiago hizo hoy público y en el que revisa la situación de los condenados en los recintos penitenciarios del área bajo su jurisdicción.

Esta comisión, compuesta por ocho jueces y cuatro representantes del Ministerio de Justicia, propuso trasladar hasta Punta Peuco a los internos del Penal Cordillera.

En este último está la cúpula de la policía secreta de Pinochet, entre ellos su antiguo jefe, Manuel Contreras, que suma actualmente condenas por 278 años de cárcel, en sentencias ratificadas por la Corte Suprema, así como Pedro Espinoza y Miguel Krassnoff, dos se sus más cercanos colaboradores.

El Penal Cordillera, situado en el sureste de la capital, funcionaba antes como un batallón de policía militar y actualmente alberga a trece condenados, según informaron a Efe fuentes del Poder Judicial.

En tanto, Punta Peuco, a 35 kilómetros al norte de Santiago e inaugurado a principios de la pasada década, fue construido especialmente para recibir a militares condenados por violaciones a los derechos humanos.

"La situación del Centro Penitenciario Punta Peuco, que cuenta con una dotación de 82 funcionarios, no guarda relación con los 44 internos que cumplen condena en dicho establecimiento, al que podrían incorporarse de manera satisfactoria los que purgan penas en el Penal Cordillera", indica el documento.

Los 44 presos, señala el informe, son oficiales o suboficiales retirados de Carabineros, Gendarmería, Fuerza Aérea y del Ejército, que purgan altas penas por delitos de gran connotación pública, como homicidio calificado y secuestro calificado (desaparición).

"Se alojan en habitaciones individuales con baño privado y cuentan con comedores, salas de lectura, canchas de tenis, salas de ejercicio y amplios jardines", señalan los autores, que visitaron ese penal el pasado 13 de noviembre.

Estas condiciones contrastan con las que sufren la mayoría de presos en las cárceles comunes del país, con malas condiciones higiénicas y alto hacinamiento, que se puso de manifiesto con el incendio en el que en 2010 murieron 81 presos.

El informe admite que en los últimos dos años la situación ha mejorado, pero denuncia que en la denominada expenitenciaría, los reos homosexuales, que viven agrupados en la calle 3B, sufren graves deficiencias.

"Luego de su encierro, a las 5 de la tarde, no pueden acceder a los servicios higiénicos, ni cuentan en sus celdas, ocupadas por hasta cinco individuos, con una taza de baño en su interior, debiendo defecar en bolsas", consigna el documento.

Por otra parte, la Comisión accedió a rebajar levemente por buena conducta las condenas de seis de los internos de Punta Peuco, pero esa rebaja es solo de unos dos o tres meses, precisaron las mismas fuentes. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí