Publicidad | Vea su anuncio aquí

FARC valoran experiencia de exgenerales negociadores para ayudar a la paz

La Habana, 29 nov (EFE).- Las FARC expresaron hoy su respeto por el equipo negociador del Gobierno colombiano en los diálogos de paz, incluidos los dos generales retirados de la Policía y el Ejército porque su experiencia puede ayudar a encontrar caminos y hasta atajos hacia la paz.

"Si han sido buenos para la guerra, de pronto saben cómo hallar el camino de la paz", dijo hoy el guerrillero Roberto Granda, alias "Ricardo Téllez", durante una conferencia de prensa que ofrecieron en La Habana los delegados de las FARC en el proceso de diálogo que intenta poner fin al conflicto colombiano.

Téllez se pronunció así sobre Jorge Enrique Mora, general retirado del Ejército colombiano, y Óscar Adolfo Naranjo, exdirector de la Policía Nacional, dos de los negociadores designados por el presidente Juan Manuel Santos para los diálogos de paz.

El guerrillero incluso comentó que, tras once días de diálogo en La Habana, incluso existe "una relación cordial" con estos generales superada la distancia que caracterizó, según dijo, el inicio de la mesa negociadora.

En concreto, sobre el general Mora, Téllez comentó: "Es un hombre de guerra, lo respetamos como adversario. Es un militar que actuó con ética, de modo que nosotros tenemos en cuenta esas circunstancias. Él estaba en el otro bando y fue un contendiente digno".

"No hacemos de la participación de estos dos generales un problema, por el contrario, de pronto ellos pueden contribuir con su experiencia a encontrar algún caminito distinto, algún atajo, pero que sea seguro, para alcanzar la paz", destacó.

Sobre el conjunto de los delegados gubernamentales, las FARC los consideran un "buen equipo, muy capaz, al cual respetamos profundamente".

Concluido el primer ciclo de los diálogos de La Habana, que se retomarán el próximo 5 de diciembre, los negociadores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) hicieron el balance de once días de conversaciones que se han saldado con acuerdos sobre los mecanismos de participación ciudadana en el proceso.

"Llegamos aquí con mucho optimismo, con mucha esperanza en lo que paso a paso estamos construyendo en la mesa de conversaciones", declaró "Iván Márquez", alias de Luciano Marín Arango, número dos de las FARC.

Esos diálogos arrancaron con un alto el fuego unilateral de dos meses declarado por la guerrilla, que volvió hoy a sugerir al Gobierno que cese también sus acciones armadas.

Lo "ideal" para intentar la paz sería un cese al fuego bilateral, según Iván Márquez.

De no lograrse, el número dos de las FARC propuso explorar la posibilidad de alcanzar lo que llamó un "tratado de regularización de la guerra que amaine un poco el sufrimiento de los efectos de la misma".

Sobre otro asunto de máxima actualidad colombiana, el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la nuevos límites marítimos con Nicaragua, la guerrilla prefirió no opinar.

"Nosotros hacemos un llamado a la paz. El pueblo de Nicaragua y el pueblo de Colombia son pueblos hermanos", dijo "Iván Márquez", quien abogó por la "conformación de una gran nación de repúblicas hermanas" en América Latina.

A preguntas de los periodistas, las FARC dijeron no tener previsto encuentro alguno con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que se encuentra desde la madrugada del miércoles en La Habana para recibir un nuevo tratamiento médico de "oxigenación hiperbárica".

Venezuela y Chile actúan como países acompañantes de los diálogos para la paz en Colombia, mientras que Cuba y Noruega son garantes del proceso. EFE

sam/cpy

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí