Publicidad | Vea su anuncio aquí

Wolfgang Stark: un árbitro, un error y una disculpa pública

Rodrigo Zuleta

Berlín, 9 dic (EFE).- En Alemania, a diferencia de lo que ocurre en otros países, no suele hablarse mucho de los árbitros. El protagonista de una jornada suele ser un jugador o un entrenador. Los errores arbitrales, suele decir Franz Beckenbauer, terminan compensándose a lo largo de una temporada.

Sin embargo, ahora el árbitro Wolfgang Stark, viejo conocido del Real Madrid, se ha convertido en el personaje de la decimosexta jornada, primero por un error garrafal que cometió y que marcó el partido que perdió en casa el Borussia Dortmund ante el Wolfsburgo (2-3) y luego por haber reconocido su error públicamente y pedir disculpas por el mismo.

Stark, cuando el Dortmund ganaba 1-0, sancionó un penalti y expulsó al defensa Marcel Schmelzer cuando este sacó un balón de la raya de gol con la rodilla.

"En ese momento creí ver con claridad que el jugador había parado el balón con la mano. La repetición en televisión muestra que no fue así. Fue un error de percepción. Me equivoqué y naturalmente lo lamento", dijo Stark en declaraciones difundidas por la plataforma digital Skype.

El penalti significó el empate del Wolfsburgo y dejó además al Dortmund con diez hombres. El entrenador Jürgen Klopp consideró que esa jugada había sido decisiva.

"La jugada fue decisiva, jugando once contra once hubiera habido otro ganador", dijo Klopp, en declaraciones a la emisora WDR 2.

Klopp además había pedido a Stark que reconociera su error públicamente, con la esperanza de que eso lleve a que Schmelzer no sea suspendido.

El técnico dijo también que su jugador merecía "el Premio Nobel de la Paz" por la forma como reaccionó a la expulsión.

Stark fue criticado por el exinternacional Lothar Matthäus o el exárbitro Markus Merk.

Matthäus pidió "una pausa" para Stark por su estado de forma mientras que Merk comentó la jugada diciendo que era claro que no había habido penalti, ni razón para una tarjeta roja y que además inmediatamente había habido un fuera de juego que "un árbitro debe estar en condiciones de detectar".

No obstante, después de que Stark reconociera su error Merk elogió esa actitud en un comentario para Sky. "Wolfgang, me quito el sombrero", dijo Merk.

Matthäus también elogió el gesto de Stark pero dijo que en el fondo no le quedaba más remedio que reconocer un error que había visto todo el país.

Al Dortmund, el gesto de Stark no le sirve de mucho, el partido ante el Wolfsburgo está perdido puesto que los errores de apreciación no pueden impugnarse. Lo único positivo que Marcel Schmelzer, como ya lo ha anunciado el comité disciplinario de la Bundesliga, no será sancionado y podrá jugar la próxima jornada.

"El árbitro Wolfgang Stark ha admitido un error, por eso no se abrirá un proceso para sancionar a Marcel Schmelzer", dijo un portavoz de la Federación Alemana de Fútbol.

Stark, pese a todas las polémicas que ha habido en el pasado por algunas actuaciones suyas en escenarios europeos, suele ser considerado como uno de los mejores árbitros de Alemania.

El haber sido "elegido" hace tiempo como el "peor" árbitro en la encuesta que hacía cada temporada la revista "Kicker" entre los jugadores de la Bundesliga fue algo circunstancial, en parte dictado por lo que suele considerarse su defecto más grande que es cierta arrogancia en el campo.

El reconocimiento de su error con Schmelzer, por más evidente que este fuera, ha sido por ello un ejercicio de humildad que muy pocos esperaban.EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí