Publicidad | Vea su anuncio aquí

Instituto estatal de DD.HH. vuelve a criticar la violencia policial en Chile

Santiago de Chile, 10 dic (EFE).- El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile, un organismo estatal creado hace dos años, criticó hoy en su informe anual, al igual que hiciera el año pasado, la violencia policial en el país durante 2012.

En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, el informe fue entregado hoy por la directora del INDH, Lorena Fríes, al presidente Sebastián Piñera. Posteriormente, Fríes presentó el documento en un acto celebrado en un centro cultural de la capital.

El texto, denominado "Situación de los Derechos Humanos en Chile 2012", indica que este año la violencia ha afectado principalmente a colectivos vulnerados como mujeres, menores y pueblos indígenas.

El INDH destaca el "uso irregular y desproporcionado de escopetas antidisturbios", tanto en el norte como en el sur de Chile, y un problema "preocupante" como las denuncias de "agresión sexual", hechas por mujeres en las manifestaciones estudiantiles.

"Estamos atentos a que Carabineros utilice la fuerza como la ley se lo exige, que es una fuerza proporcional", afirmó el ministro del Interior, Andrés Chadwick, entre protestas, a su salida del acto de presentación.

"Vamos a ver y a conversar con el general de Carabineros porque ellos están siempre muy disponibles a que, si hay alguna observación o algún reparo cuando se ha producido alguna situación que puede ser considerada excesiva en el uso de la fuerza, ellos lo corrijan", añadió.

Con todo, el documento destaca progresos en la construcción de una cultura de derechos humanos en Carabineros, gracias a la creación de un Departamento de Derechos Humanos, la instalación de cámaras de vídeo en los vehículos de detención y el ingreso de observadores en ellos.

Tras analizar la política criminal, las denuncias sobre violencia policial y la Ley de Seguridad del Estado, el INDH concluye que Chile tiene una serie de "leyes, políticas y prácticas" que responden a un modelo de seguridad "ineficaz" y, al mismo tiempo, "riesgoso" para la protección de los derechos de las personas.

En tanto, el informe apunta que la existencia de una política basada en el incremento de penas y un mayor poder para las fuerzas de Orden y Seguridad del Estado, crean "un campo de arbitrariedad".

Esto, añade, ha redundado en denuncias de violencia policial, altas tasas de hacinamiento en las cárceles y tipificaciones "amplias y vagas" de delitos, como por ejemplo en la Ley Antiterrorista.

El INDH critica también el marco normativo de esta ley, puesto que, a su juicio, mantiene "una deficiente definición de los delitos", establece unas "normas de excepción" que afectan al "derecho al debido proceso" y violan el principio de igualdad.

Como consecuencia, el informe precisa que "corresponde a los órganos del Estado abstenerse de invocar o aplicar una norma que representa una afectación a los derechos humanos".

"La Ley Antiterrorista es una ley que tiene una vigencia democrática plena en Chile", replicó Chadwick a consultas de los periodistas.

En su discurso, Lorena Fríes se refirió también a la desigualdad y discriminación "a la que se enfrentan a diario" diversos grupos en Chile, especialmente mujeres y comunidades indígenas, pero también homosexuales y transexuales, discapacitados, ancianos, niños y adolescentes. EFE

bgs/frf/dmt

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí