Publicidad | Vea su anuncio aquí

La UE recibe hoy el prestigioso Nobel de la Paz por sus aportaciones a ésta

Oslo, 10 dic (EFE).- La Unión Europea (UE) recibe hoy en la capital noruega el prestigioso premio Nobel de la Paz 2012, que le ha sido concedido por sus aportaciones a la paz y la estabilidad del Viejo continente desde hace seis décadas.

Los presidentes de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, junto al de la Eurocámara, Martin Schulz, se trasladaron a Oslo para encabezar la delegación comunitaria.

"Queremos que la Unión Europea sea de nuevo un símbolo de esperanza", afirmó Van Rompuy el domingo, durante una conferencia de prensa conjunta con Barroso y Schulz.

"En los últimas seis décadas, hemos trabajo juntos para superar los problemas. Saldremos a tiempo de la recesión y más fuertes de lo que éramos antes", afirmó Van Rompuy.

Schulz señaló a su vez que se siente orgulloso de dar voz a los 500 millones de europeos representados en el Parlamento Europeo (PE), al tiempo que afirmó que "la Unión Europea es un proyecto fascinante".

"Este premio nos llama a seguir marchando juntos (...) cuando un país va en contra de otro o se cree superior simplemente porque su economía va mejor, está equivocado", afirmó el socialdemócrata alemán en declaraciones a Efe.

El presidente de la Eurocámara apostó porque la UE "combine sus distintas capacidades para volver a ganar la confianza de los inversores".

Junto a los representantes de las instituciones comunitarias, ventiún Jefes de Estado y Gobierno de la UE llegaron el domingo a Oslo para asistir a una ceremonia que hoy comienza a partir de las 12.00 GMT.

El Comite noruego del Nobel decidió que el receptor de 2012 fuera la Unión para reconocer los avances que en los últimos sesenta años sus países han realizado en favor de la paz y la reconciliación, la democracia y los derechos humanos en Europa.

Entre los líderes europeos que han viajado a Oslo están el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy; el presidente de Francia, François Hollande, y la canciller de Alemania, Angela Merkel.

Uno de los ausentes en la entrega del prestigioso galardón, en la que estarán presentes la mayoría de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión, es el primer ministro británico, David Cameron, que anunció que no acudía a la capital noruega como gesto acorde con su euroescepticismo.

La presencia desde el domingo de los tres presidentes de las instituciones de la UE y de 21 Jefes de Estado y Gobierno ha activado la seguridad al más alto nivel previsto en Noruega.

Los controles de fronteras se han intensificado desde el domingo hasta el 12 de diciembre y las autoridades decidieron que durante estos cuatro días solo puedan sobrevolar Oslo el ejército, la policía local y helicopteros medicalizados.

Las calles que rodean el Ayuntamiento de la capital noruega, donde se celebrará este lunes la ceremonia de entrega del Nobel de la Paz, están cerradas y cortadas al tráfico y los noruegos han sido invitados mediante campañas informativas a tomar rutas alternativas para evitar la congestión provocada por los convoyes de limusinas, minibuses y otros coches oficiales escoltados por la policía.

La Unión Europea destinará los 930.000 euros con los que está dotado el Nobel de la Paz a proyectos en apoyo de los niños víctimas de guerras y conflictos. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí