Publicidad | Vea su anuncio aquí

Chile realiza acto de reparación a jueza lesbiana tras fallo de la CorteIDH

Santiago de Chile, 14 dic (EFE).- El Estado chileno realizó hoy un histórico acto de reparación a la jueza Karen Atala en cumplimiento del fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) que condenó a ese país por haber retirado a la magistrada la tutela de sus tres hijas por ser lesbiana.

"Esta sentencia viene a dignificar a todas esas madres lesbianas y padres gays que han debido soportar estigmas, conculcaciones de sus derechos y el reproche social por su condición o han tenido que invisibilizar su vida afectiva por temor a perder la custodia de sus hijos", señaló la jueza.

"A ellos les quiero dedicar esta sentencia", declaró la magistrada al término de su discurso en ese sencillo acto, que se celebró en el Ministerio de Relaciones Exteriores con la presencia del titular de Justicia, Teodoro Ribera, y de miembros de la Corte Suprema.

Atala perdió en 2004 la tutela de sus tres hijas, entonces de tres, cuatro y ocho años de edad, por una sentencia de la Corte Suprema, que fundamentó su decisión en la homosexualidad de la jueza, quien convivía con su entonces compañera sentimental.

El fallo de la CorteIDH, conocido en marzo pasado, determinó que Atala y sus hijas sufrieron la violación de los derechos a la igualdad, a la no discriminación y a la vida privada, y ordenó al Estado chileno "un acto público de reconocimiento de responsabilidad".

El tribunal, con sede en Costa Rica, determinó además que el Estado debe pagar una indemnización total de 73.000 dólares al cambio actual a Atala y sus hijas, así como implementar programas de capacitación en la materia para funcionarios públicos.

"El tiempo perdido de nuestras vidas como una familia excepcional y no valorada socialmente no viene a remediarse con esta sentencia", dijo hoy la jueza.

"La lucha dejó de ser personal ante el inexorable paso del tiempo y se transformó en política. Por ello, nuestro caso particular se transformó en un caso político, pero era absolutamente necesario para restaurar el imperio del derecho a la igualdad en Chile", añadió.

La magistrada citó como ejemplo en ese sentido la aprobación del matrimonio homosexual en España, en 2005.

Las hijas de Atala no asistieron a este acto, en el que sí estuvieron presentes numerosos familiares de la magistrada.

La jueza agradeció además la presencia del presidente de la Corte Suprema, Rubén Balleteros, y de otros miembros del Poder Judicial.

Por su parte, en su intervención, el ministro de Justicia valoró la aprobación, en mayo pasado, de la ley antidiscriminación, cuya tramitación se aceleró tras la muerte de un chico homosexual, Daniel Zamudio, que fue brutalmente apaleado por cuatro jóvenes.

En un comunicado, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), que es la organización más activa en la defensa de las minorías sexuales, calificó este acto de "histórico para la justicia y los derechos humanos". EFE

frf/ns/jrh

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí