Publicidad | Vea su anuncio aquí

Periodista que investiga dictadura recurre a la justicia tras robos

Santiago de Chile, 18 dic (EFE).- Uno de los cinco periodistas chilenos que han investigado hechos ocurridos durante la dictadura de Augusto Pinochet y que han sufrido robos que les parecen sospechosos recurrió hoy a la Justicia para que investigue los hechos.

Mauricio Weibel, corresponsal de la agencia alemana DPA y presidente de la Asociación de Corresponsales de la Prensa Extranjera, presentó un recurso de amparo ante la Corte de Apelaciones de Santiago en el que denunciado amedrentamiento y robo.

Weibel, que también preside la Unión Sudamericana de Corresponsales y es hijo de un detenido desaparecido durante la dictadura, publicó hace poco el libro "Asociación Ilícita, los Archivos Secretos de la Dictadura", junto al también periodista Carlos Dorat.

El profesional denunció haber sido víctima de tres robos sucesivos en su casa en los últimos días, en los que le fueron sustraídos materiales para una segunda parte del libro.

Ésta trata sobre la policía secreta de Pinochet y la posible implicación de civiles en sus acciones, algunos de los cuales aún ocupan altas posiciones en la política local.

Weibel, que además es representante en Chile de Reporteros Sin Fronteras, dijo a los periodistas que cree que se trata de grupos que buscan amedrentarlo, lo mismo que a los otros profesionales de la información, que también han publicado textos sobre la dictadura.

Ellos son Javier Rebolledo, autor del libro "La danza de los cuervos"; Carlos Dorat, coautor del libro de Weibel; Juan Cristóbal Peña, que escribió capítulos de la serie "Los archivos del cardenal", y Pascale Bonnefoy.

Esta última, corresponsal en Chile de "The New York Times", es autora del libro "Terrorismo de estadio: prisioneros de guerra en un campo de deportes" y de una investigación sobre el asesinato del cantautor Víctor Jara tras el golpe militar de 1973.

En el recurso judicial presentado este martes por Weibel, patrocinado por el abogado Eduardo Contreras, se pide al tribunal que ordene informes sobre los hechos a las instituciones policiales, al Ministerio Público, a la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), y a la Dirección de Inteligencia Nacional del Ejército (DINE).

"No me cabe duda de que estos organismos, en especial el que opera bajo el amparo del Ejército, tienen datos de algún grupo que esté operando. Todo esto demuestra una sola cosa: que el largo brazo de la dictadura sigue vigente", dijo el abogado Contreras en los tribunales.

Mauricio Weibel cuenta ya con protección policial, ordenada por el ministro del Interior, Andrés Chadwick.

"Yo me hago eco de lo que me dijo personalmente el ministro Chadwick, de que ésto no es casual, y que por esa razón era conveniente tener protección permanente en mi casa", dijo.

"Me hago eco de que todos los periodistas que sufrimos amedrentamientos o intento de ello, somos periodistas que hemos realizado investigaciones por casos de violaciones a los derechos humanos y que hemos tenido que declarar por estos casos en la PDI (Policía de Investigaciones)", agregó. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí