Publicidad | Vea su anuncio aquí

Cuba estudia política de agua que prevé cambiar las tarifas subsidiadas

La Habana, 22 dic (EFE).- El Gobierno de Cuba estudiará el desarrollo de una política nacional del agua con un enfoque "económico", que permita controlar su empleo y hasta cambiar las actuales tarifas subsidiadas por el Estado, informaron hoy medios oficiales.

La presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), Inés María Chapman, propuso en una reunión del Consejo de Ministros encabezada el viernes por el presidente cubano, Raúl Castro, desarrollar una Política Nacional del Agua "coherente y económicamente sustentable" que implique a todos los usuarios del país.

"En la actualidad el Estado subsidia el suministro de agua, pero con esta política y en la medida en que las condiciones económicas lo permitan, los proyectos se encaminarán a que cada quien abone la tarifa correspondiente y así desarrollar mayor conciencia del ahorro", indicó Chapman, según un reporte de la reunión publicado hoy por el diario Granma.

La funcionaria aclaró que, no obstante, el Estado cubano "continuará financiando las inversiones y depreciación de obras hidráulicas que dan acceso a prestaciones básicas y condiciones seguras de la población y la sociedad en general".

Además, resaltó que el diseño de esta nueva política prevé prioridades (suministro humano, ganadería, riego agrícola, producción de alimentos, industrias, entre otras áreas), y un "balance de agua" para planificar "según índices de consumo por unidades de producción o servicio".

Sobre el tema, el presidente Raúl Castro recordó en el Consejo de Ministros que la carencia de agua es un "grave problema" para la isla y la situación es "proclive a empeorar con el paso de los años y en la medida en que se acentúe el cambio climático".

"Existen métodos de almacenamiento tradicionales, como los aljibes, que debemos promover para aprovechar más y mejor el agua de lluvia", advirtió Castro.

La severa sequía que afectó al país en los últimos años disparó las alarmas sobre el suministro de agua en la isla, donde no hay ríos de gran caudal y la mayor fuente de agua dulce son las precipitaciones.

Estudios del INRH demuestran asimismo que un elevado por ciento del que se bombea cada año en Cuba se pierde sin posibilidad de recuperarlo, en parte por problemas de infraestructura. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí