Publicidad | Vea su anuncio aquí

ONG mexicanas denuncian a juez por liberar a responsable de desapariciones

Organizaciones de familiares de desaparecidos en México denunciaron el miércoles a un juez federal por haber liberado a un hombre acusado de posesión ilícita de armas y de ordenar la 'desaparición' de al menos cuatro personas, entre ellas a un joven ingeniero en enero de 2009.

"Exigimos a la Procuraduría General de la República y al Consejo de la Judicatura que someta a investigación al magistrado Carlos Nicéforo Adolfo Olea Peñoles" por liberar a Carlos Enrique Haro Villarreal, quien presuntamente mandó secuestrar y desaparecer a varias personas en Coahuila, en el noreste de México, dijeron en comunicado dos organizaciones civiles con sede en Saltillo, en el estado de Coahuila (norte).

Fuerzas Unidas Por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y el centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios pidieron a las autoridades "posibilitar que la justicia aparezca junto con miles y miles de personas desaparecidas en nuestro país", indicaron en comunicado.

José Antonio Robledo, un jóven ingeniero fue secuestrado por criminales presuntamente a cargo de Carlos Enrique Haro Villarreal en la ciudad de Moclova, cuando éste último era el encargado de seguridad de ICA, una de las constructoras más importantes de México y en donde trabajaban los dos.

Al momento de la detención a Haro "le encontraron armas de uso exclusivo del ejército, un expediente personal de la desaparición de José Antonio Robledo y un monitoreo de lo que sus padres habían realizado para localizarle", añade el boletín.

Según estas dos ONG, que buscan personas en Coahuila donde según cifras oficiales hay 1.600 desaparecidos, varios cómplices detenidos de Haro lo señalaron como quien les ordenó secuestrar y desaparecer a cuatro personas, entre ellas a Robledo.

En su momento los padres de Robledo hicieron todas las gestiones para buscar a su hijo, como conseguir acceder a sus cuentas bancarias para comprobar que hubo movimientos después de su secuestro, así como llamadas telefónicas, sin que las autoridades actuaran.

"Nos mandaron a hacer gestiones porque era más sencillo conseguirlas como padres. Pero la fiscalía de Coahuila nunca trabajó en el caso. Y para que la federal haga algo es muy difícil si uno no está encima de ellos", explicó a la AFP en diciembre de 2010 su madre, María Guadalupe Fernández.

Cerca de 20.851 personas desaparecieron en México durante el gobierno del expresidente Felipe Calderón marcado por la lucha antidrogas, según un informe de la organización Propuesta Cívica.

lp/cd

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí