Publicidad | Vea su anuncio aquí

EEUU niega que esté interviniendo en el diseño de una transición en Venezuela

Washington, 3 ene (EFE).- Estados Unidos negó hoy que esté interviniendo en el diseño de una posible transición en Venezuela ante una eventual ausencia del mandatario Hugo Chávez, después de que varios medios hablaran de supuestos contactos entre funcionarios de ambos países para normalizar las relaciones.

"No creemos que haya una solución hecha en Estados Unidos para una transición en Venezuela. Sólo los venezolanos pueden tomar esas decisiones", dijo hoy la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Victoria Nuland, en su conferencia de prensa diaria.

El miércoles Nuland ya se había referido al tema y afirmó que "si se da la circunstancia en la que él (Chávez) no puede ejercer como presidente", Estados Unidos quiere "ver que un proceso de transición se lleve a cabo de manera consistente con la Constitución de Venezuela"

La portavoz aludió hoy, además, a los informes publicados por varios medios, entre ellos El Nuevo Herald de Miami, según los cuales el vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, ha mantenido contactos con la secretaria de Estado de EE.UU. para Latinoamérica, Roberta Jacobson, con el objetivo de restaurar los embajadores y normalizar los lazos diplomáticos.

Nuland no confirmó ese contacto, pero señaló que el Departamento de Estado "conversa con venezolanos de todo el espectro político", como hacen "en los países de todo el mundo".

EE.UU. y Venezuela mantienen unas tensas relaciones políticas desde hace años y no cuentan con embajadores en sus respectivas legaciones diplomáticas desde 2010.

" Cualquier transición política que tenga lugar en Venezuela tiene que ser producto de decisiones tomadas por los venezolanos", reiteró Nuland, al admitir que Estados Unidos busca "una relación más funcional y productiva con Venezuela".

Consultada por Efe, una fuente de la oficina para Latinoamérica del Departamento de Estado no confirmó ni negó los contactos entre Maduro y Jacobson y subrayó únicamente que Estados Unidos "no está interviniendo en el diseño de ninguna transición".

Una de las informaciones de prensa, publicada por el diario español ABC, mencionaba el hipotético regreso de la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA) como una de las claves de los contactos diplomáticos, un extremo que tampoco confirmó la fuente.

"Procuramos mejorar nuestra relación y encontrar maneras de cooperar sobre asuntos de interés mutuo, entre ellos la lucha contra el narcotráfico", indicó la fuente.

Chávez, reelegido en los comicios de octubre pasado y que permanece hospitalizado en Cuba tras ser operado el pasado 11 de diciembre por la reaparición del cáncer, nombró antes de partir a la isla como sucesor político en caso de cualquier eventualidad a Maduro.

Mientras el Gobierno venezolano asegura que Chávez, de 58 años y en el poder desde 1999, está estable, pero "delicado" tras su operación de hace tres semanas, la posibilidad de que el presidente no esté en Caracas el 10 de enero para asumir un nuevo mandato, para el periodo 2013-2019, ha abierto toda una discusión sobre las soluciones constitucionales para esa situación. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí