Publicidad | Vea su anuncio aquí

Gobierno dice que enfrenta a "organizaciones terroristas" en el sur de Chile

Santiago de Chile, 5 ene (EFE).- El Gobierno chileno aseguró hoy que en la región sureña de La Araucanía operan "organizaciones terroristas" y no descartó tomar nuevas medidas tras el incendio intencionado que este viernes causó la muerte de un matrimonio y por el que varios sectores han pedido declarar el estado de excepción.

"Tenemos que tener muy claro que enfrentamos a un enemigo fuerte, poderoso, organizado, en la zona de La Araucanía. Enfrentamos a organizaciones terroristas", manifestó hoy el ministro del Interior, Andrés Chadwick, en una declaración en el Palacio de la Moneda.

"El Gobierno va a hacer uso de todas las acciones y medidas que la ley y el Estado de derecho nos brinde para combatir a las organizaciones terroristas", añadió Chadwick, que dijo que no se va a renunciar a "ninguna acción que la ley pueda brindar".

El ministro recordó las siete medidas anunciadas ayer para perseguir estos delitos, incluida la aplicación de la ley antiterrorista, y precisó que harán uso de otras medidas "de acuerdo a las circunstancias y a las condiciones" que se observen día a día.

La principal acción demandada por parlamentarios oficialistas y empresarios de la zona, que amenazan con tomarse la justicia por su mano, es aplicar un estado de excepción o de emergencia, al que de momento el Gobierno ha evitado recurrir tras el ataque de ayer.

En él, una veintena de encapuchados dispararon y prendieron fuego a una vivienda patronal situada en una zona rural, lo que causó la muerte de un empresario agrícola de ascendencia suiza, Werner Luchsinger, de 75 años, y su mujer, Vivian MacKay, de 69.

Carabineros detuvo por estos hechos a un hombre mapuche de 26 años que se desempeñaba como machi, curandero de esa etnia.

En los allanamientos realizados para hallar a otros posibles implicados, la policía detuvo a otra machi por tener en su poder un arma no registrada.

El ataque es el más grave ocurrido en el conflicto permanente que desde la década de los noventa enfrenta a la principal etnia indígena del país, en su demanda por recuperar tierras que consideran ancestrales, con empresarios agrícolas y forestales en esa región.

Muchos de ellos, como el propio Luchsinger, son descendientes de colonos llegados a fines del siglo XIX y principios del siglo XX, a los que el Estado chileno entregó tierras para poblar y hacer productivas vastas zonas del sur del país.

Los últimos Gobiernos intentaron responder a las demandas indígenas con la compra de tierras y su entrega a comunidades mapuches.

Algunos grupos, sin embargo, han recurrido a la violencia para sostener sus reivindicaciones. El propio Chadwick señaló hace dos semanas que cree que esas acciones reciben financiación exterior, particularmente desde Argentina.

Este mismo sábado, en sendos incidentes, desconocidos prendieron fuego a dos camiones y a una bodega que contenía maquinaria agrícola.

Ante esos ataques, el presidente de la Confederación Nacional de Transporte de Carga (CNTC), Sergio Pérez, llamó a los camioneros a realizar el próximo lunes un paro de una hora para protestar por esas acciones. EFE

frf/acb

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí