Publicidad | Vea su anuncio aquí

Chile diseña una nueva agencia de supervisión tras escándalo en universidades

Santiago de Chile, 8 ene (EFE).- El Gobierno chileno envió hoy al Congreso un proyecto de ley que crea una nueva agencia de evaluación de las universidades, tras un escándalo de corrupción que provocó el cierre de una institución, el arresto de tres altos cargos y la dimisión de un ministro.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, firmó hoy esta iniciativa que establecerá un nueva Agencia Nacional de Acreditación en sustitución de la actual Comisión Nacional de Acreditación (CNA), epicentro de ese escándalo, destapado hace dos meses.

Las acreditaciones son certificaciones que da el Estado para respaldar la calidad de las instituciones educativas y poder así recibir fondos públicos, aunque no es un requisito indispensable para que éstas puedan funcionar.

El anterior presidente de la CNA, Luis Eugenio Díaz, fue detenido en noviembre pasado, junto a los exrectores de la Universidad del Mar Héctor Zúñiga y de la Universidad Pedro de Valdivia Ángel Maulén, por presuntos delitos de cohecho y negociación incompatible.

Según la Fiscalía, las autoridades académicas presuntamente sobornaban a Díaz para lograr una mejor calificación, y se estima que éste recibió entre 2009 y 2011 unos 625.000 dólares por concepto de pagos por parte de las universidades que buscaban acreditarse.

El caso salpicó también al anterior titular de Justicia, Teodoro Ribera, que dimitió a mediados de diciembre tras ser cuestionado por haber contratado a Díaz en una institución dependiente de su ministerio mientras la CNA resolvía la acreditación de un instituto profesional en cuya propiedad el político tiene participación.

Pocos días después, el Gobierno decidió cerrar la Universidad del Mar por una serie de anomalías detectadas, tanto económicas como académicas, en esa institución, lo que dejó en la calle a unos 18.000 alumnos que ahora exigen una salida a su situación.

En la mira están también la Universidad Pedro de Valdivia y la SEK, esta última perteneciente al empresario español Jorge Segovia, todas ellas privadas.

"Por sus hechos, la CNA ha demostrado que no garantizó la calidad, ni tampoco logró proteger a esa institución de las amenazas de la corrupción", señaló hoy Piñera en el Palacio de La Moneda (sede de Gobierno).

Entre otros aspectos, la iniciativa propone que se controle a las universidades después de recibir la acreditación y que esa certificación sea un requisito imprescindible para que la institución sea reconocida por el Estado y pueda entregar títulos universitarios.

Piñera defendió que su Gobierno está enfocado en mejorar el acceso, la financiación y la calidad de la educación a nivel preescolar, escolar y universitario, especialmente tras las multitudinarias manifestaciones estudiantiles de los últimos dos años. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí