Publicidad | Vea su anuncio aquí

Chávez cumple un mes en Cuba entre hermetismo, oraciones y ritos por su salud

La Habana, 10 ene (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, cumplió hoy un mes desde que llegó a Cuba para su cuarta operación contra el cáncer en medio del habitual hermetismo de la isla y entre diversos actos religiosos en La Habana para pedir por su recuperación.

Las complicaciones en el posoperatorio de Chávez tras la cirugía del 11 de diciembre le impidieron regresar a Caracas para asumir este jueves su cuarto mandato tras ganar los comicios de octubre, si bien el Tribunal Supremo de su país dictaminó que no es necesario ese acto al tratarse de un presidente reelecto.

Y mientras en Caracas el chavismo celebró un masivo acto en apoyo al mandatario, en Cuba la tónica sigue siendo la opacidad en torno al presidente de Venezuela, ya que en la isla no se ofrecen más novedades sobre su estado que las que divulga el Gobierno del país suramericano.

La única novedad de los últimos días han sido algunos actos religiosos en la isla para pedir por la recuperación de Chávez, entre ellos un animado ritual afrocubano dedicado esta tarde al mandatario en la Casa de África, emplazada en el casco histórico de La Habana.

"Esta no es una actividad de llanto ni de sufrimiento sino de alegría porque Chávez vive y vivirá", proclamó el "babalawo" (sacerdote de la santería cubana) Papo Angarica, maestro de ceremonias del acto al que asistió el embajador de Venezuela en Cuba, Edgardo Antonio Ramírez, así como diplomáticos de países africanos en la isla.

Con vigorosos cánticos y bailes a ritmo de tambor, los participantes pidieron por la salud del presidente venezolano invocando a Changó, una de las deidades más veneradas del panteón yoruba en la santería cubana y que popularmente se identifica como un guerrero dios del rayo y la virilidad.

No faltó un altar de frutos, velas y flores junto a un póster de Chávez en un acto "de fe y de alegría", según los organizadores, que repartieron puros entre los asistentes e incluso los rociaron con gotas de perfume para "espantar a la muerte".

Poco después de ese acto, la iglesia evangélica cubana celebró también hoy un oficio religioso en el Teatro Miramar de La Habana por la salud del mandatario, mientras que el próximo sábado tendrá lugar una misa católica en la Catedral de la capital cubana con el mismo fin.

Y además de las oraciones por su recuperación, en las próximas horas se prevé la llegada a la isla de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, para interesarse por la salud de Chávez, en una primera escala en La Habana dentro de una gira que concluirá en Asia.

Por su parte, el presidente de Perú, Ollanta Humala, ha pedido permiso al Congreso de su país para viajar a Cuba los días 11 y 12, aunque no ha dicho que vaya a visitar a Chávez sino a tratar asuntos bilaterales.

Hugo Chávez, de 58 años y en el poder desde 1999, se encuentra hospitalizado en La Habana, donde en junio de 2011 se le detectó un cáncer del que no se conoce su tipo ni ubicación exacta.

Desde entonces el presidente de Venezuela ha pasado al menos 150 días en Cuba en sus diferentes visitas para operarse (dos veces en 2011 y otras dos en 2012), recibir tratamientos (quimio y radioterapia) o someterse a revisiones.

El pasado 8 de diciembre, cuando anunció un nuevo viaje a la isla para su cuarta cirugía, Chávez planteó por primera vez el riesgo de su inhabilitación o muerte y designó como su sucesor político al vicepresidente Nicolás Maduro.

Aunque ni se ha confirmado ni desmentido oficialmente, se presume que Hugo Chávez está ingresado en La Habana en el prestigioso Centro de Investigaciones Médicas (Cimeq).

En la mañana de este jueves, el ambiente en el acceso principal de este centro médico era de total normalidad aunque no se permite a los medios de comunicación tomar fotografías del edificio desde ese punto, según constató Efe. EFE

sam/lnm

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí