Publicidad | Vea su anuncio aquí

Altos cargos venezolanos llegan a Cuba en medio de criticas de la oposición

La Habana/Caracas, 13 ene (EFE).- Los principales dirigentes de Venezuela viajaron a Cuba y se reunieron el sábado con el presidente Raúl Castro, mientras se esperan noticias de la salud de Hugo Chávez, en medio de criticas de la oposición venezolana, que dijo hoy que La Habana se ha convertido en el "centro político" de su país.

Los medios cubanos, todos oficiales, informaron hoy de la llegada el sábado a la isla del presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Diosdado Cabello, y el ministro de Minería y Petróleo, Rafael Ramírez.

En Cuba se encuentran desde la tarde del viernes el vicepresidente Nicolás Maduro y la procuradora general de Venezuela, Cilia Flores.

Los cuatro "departieron" el sábado con el presidente cubano en un salón de protocolo del aeropuerto internacional "José Martí" de La Habana, tras la llegada de Cabello y Ramírez, según la nota divulgada en medios oficiales que no ofrecen más detalles del encuentro.

El ministro de Ciencia y Tecnología y yerno de Chávez, Jorge Arreaza, hizo referencia a las actividades de los funcionarios venezolanos en su cuenta de Twitter: "Aquí estamos reunidos con parte del equipo político que vino a visitar al Presidente Chávez y a su familia", escribió.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, está hospitalizado en La Habana desde hace un mes recuperándose de una delicada operación contra el cáncer a la que se sometió el 11 de diciembre.

Según el último reporte oficial del pasado lunes, Chávez se encuentra en situación "estacionaria" de la insuficiencia respiratoria que se le presentó en el período posoperatorio como consecuencia de una infección pulmonar.

Los viajes del "alto Gobierno" de Venezuela a Cuba recibieron hoy las críticas de la oposición en Caracas por convertir a La Habana en el "centro político" del país.

"Hoy domingo estamos viendo como el alto Gobierno se reúne, ¿dónde?, ¿en Caracas?, ¿en Miraflores? No, en La Habana, en La Habana se están tomando las decisiones y esto, por supuesto, que es una clara injerencia a la soberanía nacional", denunció en una rueda de prensa en la capital venezolana el dirigente opositor Leopoldo López.

López, quien señaló que la oposición respeta la decisión del presidente de tratarse en la isla, lamentó que "evidentemente, la capital de Venezuela se mudó a La Habana, como si fuésemos una colonia de otro país".

En las últimas semanas tanto Maduro, como Cabello y Ramírez han viajado a la isla regularmente, al igual que otros miembros del Gobierno.

El 3 de enero, después de que la oposición dijera que Cabello había viajado a La Habana, el presidente de la Asamblea afirmó: "No fue ayer nada más, yo he ido todos estos días, voy y vengo porque si yo pudiera estar todos los días visitando al compañero Chávez (...) iría todos los días (...) y lo vamos a seguir haciendo cada vez que podamos".

Desde el pasado viernes y con el telón de fondo de la salud de Chávez, Cuba ha recibido a destacados visitantes como los presidentes de Argentina, Cristina Fernández, y de Perú, Ollanta Humala, además de los funcionarios venezolanos.

Fernández llegó a Cuba el viernes y se marchó el sábado para una visita de solidaridad con su "querido amigo" Chávez, donde pudo reunirse con los hermanos Fidel y Raúl Castro y con familiares del presidente venezolano.

La gobernante argentina no ha desvelado si vio personalmente a Hugo Chávez.

En el caso de Ollanta Humala, también mantuvo encuentros con los Castro y con la familia del presidente venezolano y además firmó varios convenios de colaboración con el Gobierno cubano.

Chávez, en el poder desde 1999 y reelegido en los comicios de octubre pasado para un nuevo mandato de seis años, no juramentó su cargo el día 10 como lo marca la Constitución por su estado de salud, aunque el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) avaló el día 9 la postergación del acto y la continuidad de su Gobierno. EFE

lh-car/sam/lnm

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí