Publicidad | Vea su anuncio aquí

Exmarchista y medallista olímpico mexicano muere tras recibir balazo

Noé Hernández, exmarchista mexicano y medallista de plata en los Juegos Olímpicos Sídney-2000, falleció este miércoles a los 34 años de dos infartos en su casa del centro de México, donde se recuperaba del balazo que recibió en diciembre en un bar y que le costó la pérdida de la vista del ojo izquierdo.

"Hablé con Juana Hernández, hermana de Noé, y me confirmó el fallecimiento de nuestro querido campeón olímpico", dijo a la prensa Daniel Aceves, presidente de la Asociación de Medallistas Olímpicos de México.

De acuerdo con un boletín del gobierno del Estado de México, Hernández "sufrió de dos infartos mientras se encontraba en su hogar, inmediatamente después fue trasladado al Hospital General, donde los médicos intentaron reanimarlo, pero salvarle la vida fue imposible pues murió en el camino".

El gobernador del estado de México, Eruviel Hernández, expresó en su cuenta de twitter su "solidaridad con la familia del medallista olímpico mexiquense Noé Hernández, quien falleció esta mañana. Descanse en paz".

Noé Hernández, secretario de Deporte del gobierno del estado de México, se encontraba la madrugada del 30 de diciembre en el bar "La Reyna de reyes" donde un comando abrió fuego contra él y otras personas, en total murieron dos hombres y tres más resultaron heridos, entre ellos el exmarchista.

La bala que el exmarchista recibió a quemarropa fue de nueve milímetros y le lesionó nervios ópticos, protrusión y salida del globo ocular izquierdo.

Hasta el momento nadie ha sido detenido por esos crímenes.

str-jg/lp/cl

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí