Publicidad | Vea su anuncio aquí

Los mapuches plantean avanzar en la "autodeterminación" en el sur de Chile

Santiago de Chile, 16 ene (EFE).- Dirigentes de la comunidad mapuche chilena reclamaron hoy avanzar hacia la "autodeterminación" de la región de La Araucanía (sur del país), así como que el Estado pida perdón y repare los "abusos" cometidos contra ellos.

"Ya esto es un proceso irrevocable. La autodeterminación ya aquí es un tema instalado, aunque no esté en la agenda del Gobierno y los partidos. Se anunció y ahora viene la etapa de materializarlo únicamente", declaró Aucán Huilcamán, portavoz del Consejo de Todas las Tierras.

El consejo organizó una cumbre que congregó hoy en Temuco a unos 300 mapuches y en la que el Gobierno chileno solo estuvo representado por los gobernadores de Cautín y Malleco y por un experto del Ministerio de Desarrollo Social, todos en calidad de "observadores".

Es el segundo encuentro de este tipo que se realiza esta semana, después de que el lunes los ministros del Interior, Andrés Chadwick, y de Desarrollo Social, Joaquín Lavín, se reunieran en Temuco, capital de la Araucanía, con parlamentarios, alcaldes y concejales mapuches, y empresarios.

Estas reuniones están orientadas a buscar soluciones al enquistado conflicto que desde los años 90 sacude a la Araucanía, donde se concentra la principal etnia chilena.

Al respecto, Huilcamán señaló este miércoles que la sociedad chilena debe pedir "perdón por el daño causado a los mapuches", y apuntó que el Estado debe reparar ese daño.

El dirigente mapuche se refirió así a la denominada "Pacificación de la Araucanía" que el Gobierno chileno llevó a cabo entre 1861 y 1883 para controlar los territorios indígenas araucanos, que no habían podido ser dominados durante los tres siglos de dominación española.

"Fue un acto de lesa humanidad, por tanto, se tienen que reparar e indemnizar por el daño causado en los 130 años (de control chileno) y el Estado tiene que resarcir lo causado en todas sus formas", apuntó Huilcamán.

El denominado conflicto mapuche, que enfrenta a esa etnia con empresas agrícolas y forestales por la propiedad de tierras que consideran ancestrales, se agravó el pasado 4 de enero, cuando un empresario agrícola y su mujer murieron en el incendio intencionado de su vivienda.

Ese ataque coincidió con el quinto aniversario de la muerte de un joven mapuche, Matías Catrileo, que falleció al recibir un disparo de un policía durante la ocupación de un fundo (finca) que era propiedad de un primo del fallecido.

El autor del disparo, Walter Ramírez, fue condenado a tres años y un día de presidio, pero se le concedió el beneficio de la libertad vigilada y actualmente sigue en activo desempeñando funciones administrativas en Carabineros.

Su expulsión de ese cuerpo es una de las demandas de los mapuches para entablar un diálogo con el Gobierno, que estos días ha cuestionado que el agente permanezca en las filas de la institución. EFE

frf/ar

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí