Publicidad | Vea su anuncio aquí

Prosigue en Colombia operación militar en busca de 5 secuestrados por el ELN

Bogotá, 19 ene (EFE).- El comandante del Ejército de Colombia, general Sergio Mantilla, se trasladó hoy a una zona del norte del país en donde tropas de esa fuerza y otros cuerpos de seguridad continuaban hoy con las operaciones de búsqueda de un canadiense, dos peruanos y dos colombianos secuestrados por el ELN.

Mantilla llegó al departamento de Bolívar (norte) en compañía del director del Grupo de Acción Unificada contra el Secuestro y la Extorsión (Gaula), general Humberto Guatibonza, dijeron a Efe fuentes del Ejército colombiano en la zona.

Las acciones son dirigidas por el comandante de la Quinta Brigada del Ejército, brigadier general Juan Amaya, desde la población de San Pablo, en el departamento de Bolívar (norte).

El viernes en la madrugada, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla que actúa en Colombia, secuestró al canadiense Jernoc Wobert, a los peruanos José Mamani y Javier Ochoa, y a los colombianos William Batista y Manuel Zabaleta.

Los plagiados trabajan para la minera Geo Explorer que tiene capital colombiano y participación canadiense y desarrollaba operaciones en Norosí, un caserío del departamento de Bolívar.

Las fuentes añadieron a Efe que las operaciones que buscan a los cinco secuestrados comenzaron desde el mismo viernes y se mantendrán día y noche hasta que se logren resultados positivos.

La idea de la operación, en la que medios locales aseguran que participan unos 1.500 hombres, es estrechar un cerco sobre los guerrilleros y obligarlos a dejar en libertad a los secuestrados o rescatarlos sanos y salvos.

Hasta pasado el mediodía de este sábado, las diferentes fuerzas no han tenido contacto con el grupo de guerrilleros que secuestró a los civiles.

El ministro colombiano de la Defensa, Juan Carlos Pinzón, dijo este viernes que confía en que la "presión y la colaboración ciudadana contribuyan a que estos ciudadanos rápidamente, lo antes posible, regresen al seno de sus hogares".

El ELN, que no tiene más de 1.500 hombres, según cifras entregadas el año pasado por el Ministerio de Defensa de Colombia, ha manifestado que está preparado para iniciar un "diálogo exploratorio" de paz, con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Sin embargo Santos, en una entrevista el pasado mes de noviembre con Efe, señaló que, por ahora, el ELN no entrará en las negociaciones que ya se adelantan con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Cuba.

No es la primera vez que el ELN recurre al secuestro como herramienta en su lucha contra la explotación de recursos minerales e hidrocarburos.

El pasado 25 de diciembre, el ELN liberó a dos ingenieros subcontratistas de la petrolera Occidental de Colombia en una población del departamento del Arauca, fronterizo con Venezuela.

También, en febrero de 2012 secuestró a once trabajadores y transportistas de una de las empresas contratistas de un consorcio que controla un oleoducto del este del país, mientras que en julio de ese año se atribuyó el cautiverio de una periodista y una ingeniera que trabajaban para otro importante oleoducto.

La infraestructura petrolera y eléctrica son las que, históricamente, más han sufrido los ataques de los miembros del ELN.

En el último año esa guerrilla atacó con especial énfasis la construcción del Oleoducto Bicentenario de Colombia (OBC), que transporta petróleo desde los Llanos Orientales hasta la costa caribeña.

El OBC es construido por un consorcio de la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol) y siete multinacionales del sector, como la canadiense Pacific Rubiales Energy y Petrominerales.

Sólo en lo que va de año, el ELN ya ha cometido tres atentados contra este oleoducto, también conocido como Cañón Limón-Coveñas. EFE

ocm/cpy

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí