Publicidad | Vea su anuncio aquí

Chilenos agredidos por sus esposas aumentaron un 17 % entre 2010 y 2012

Santiago de Chile, 20 ene (EFE).- Los chilenos agredidos por sus esposas, novias o parejas aumentaron un 17 % entre los años 2010 y 2012, al incrementarse las denuncias de ese tipo desde 17.530 a 20.558, según un estudio de la policía de Carabineros publicado hoy por el diario La Tercera.

En el mismo período, las detenciones de mujeres agresoras aumentaron desde 1.173 a 1.720, de acuerdo con el informe.

"Se ha producido un aumento en la violencia intrafamiliar contra hombres, que por vergüenza antes no denunciaban", dijo al diario la mayor Silvana Marisio, de la Dirección de Protección de la Familia de Carabineros.

"Quien lo hace (denunciar) ha derribado mitos y se dio cuenta que también es sujeto de derecho", agregó la oficial.

Si bien las cifras aún están lejos de la violencia en sentido inverso, de los hombres contra sus parejas (una de cada dos chilenas declara haber sufrido algún tipo de violencia, según organismos oficiales), en ambos casos el perfil de la víctima es similar: una baja autoestima e indefensión.

En cuanto a los tipos de agresión que sufren los hombres chilenos de parte de sus mujeres, prevalece la verbal: el 38,24 % de los casos de maltrato hacia un hombre consiste en daño verbal y sicológico, un 22,23 % a golpes de manos y pies, un 4,40 % a golpes con objeto contundentes y un 1,95 % a ataques con armas cortantes.

Según la mayor Marisio, "los hombres son más maltratados psicológicamente porque es más dañino para ellos ser denigrados y denostados frente a la familia".

También, según la oficial, si la mujer causa daño físico a su pareja es probable que reciba el mismo tipo de respuesta, mientras el origen de estas situaciones se relaciona principalmente con la diferencia de salarios cuando ambos trabajan o con la cesantía del hombre.

De acuerdo con el estado civil, no hay mayores diferencias entre las víctimas: un 47,49 % son solteros y un 47,07 % casados, mientras que por edad, los más vulnerados son los que tienen entre 26 y 35 años (24,73 %), seguidos de aquellos de entre 51 y 60 años (12,94 %).

Silvana Marisio explicó que legalmente las mujeres agresoras tienen las mismas penas que los hombres, que van desde el abandono forzado del hogar común, trabajos en beneficio de la comunidad, arraigo (prohibición de abandonar el país) y prohibición de acercamiento, entre otras.

A juicio de la oficial, la única forma de salir del círculo de la violencia, tanto si se trata de hombres como de mujeres, es la denuncia. "Es importante buscar ayuda ante los primeros signos de violencia y no esperar que esto termine de la por manera, con una desgracia", remarcó. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí