Publicidad | Vea su anuncio aquí

Gobierno argentino considera una falta de respeto el referendo de Malvinas

Buenos Aires, 20 ene (EFE).- El Gobierno argentino califica de "falta de respeto" la convocatoria del referendo sobre la soberanía de las islas Malvinas, anunciado este fin de semana por la Asamblea Legislativa del archipiélago, según una nota que aparece hoy en la web oficial de la Casa de Gobierno.

El vicepresidente argentino, Amado Boudou, en ejercicio de la máxima autoridad por el viaje a varios países asiáticos de la mandataria, Cristina Fernández, declaró en dicha nota que ese referendo, que tendrá lugar en marzo próximo, "es una falta de respeto a la inteligencia y el derecho nacional e internacional".

El político opinó que "será votado por los colonos, los mismos que desplazaron a los verdaderos habitantes de las tierras" y aseguró que Argentina "seguirá pidiendo en paz pero con toda la fuerza" un diálogo con el Reino Unidos sobre la soberanía de las Malvinas.

Los habitantes del archipiélago (Falkland Islands, para los británicos) acudirán a un referendo para decidir su estatus político los días 10 y 11 de marzo, en una consulta que Argentina rechaza por contradecir las resoluciones de la Naciones Unidas (ONU).

Los residentes del archipiélago podrán responder por "sí" o "no" a la pregunta "¿Desea que las Islas Malvinas conserven su estatus político actual como un Territorio de Ultramar del Reino Unido?"

La decisión fue anunciada por la Asamblea Legislativa del archipiélago para "dar a todos la máxima oportunidad de ejercer su derecho al voto", cuyo resultado demostrará "de manera clara, democrática e incontestable la forma en que la gente de las Islas Malvinas desea vivir sus vidas", explicó el organismo el viernes pasado.

El referendo, que cuenta con el apoyo del gobierno británico, desoye las numerosas resoluciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU), especialmente la 2065 de 1965, en la que no reconoce el derecho de autodeterminación de los pobladores de Malvinas por tratarse de un caso de descolonización.

Tras el anuncio, el primer ministro británico David Cameron afirmó la semana pasada en una declaración escrita que el Reino Unido "respetará y defenderá" el resultado del referendo.

La consulta ya había sido anunciada en junio de 2012 por el líder conservador, que en las últimas semanas comunicó la militarización del archipiélago, donde hay unos 3.000 habitantes y 1.500 soldados.

La amenaza armamentística de Cameron fue en respuesta a la carta que le envió la presidenta argentina, en la que le pidió que acate las resoluciones de Naciones Unidas que exigen un diálogo por las Malvinas, con motivo del 180º aniversario de la ocupación.

Este conflicto enfrenta desde hace décadas a Argentina y Reino Unido, quien ejerce la soberanía en las islas desde 1833.

En 1982 ambos países libraron una guerra por las Malvinas a raíz del desembarco de tropas argentinas en las islas, y que concluyó con cerca de un millar de muertos y la derrota de Buenos Aires. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí