Publicidad | Vea su anuncio aquí

Cadáveres rescatados en zona minera de Ecuador son de ciudadanos peruanos

Quito, 25 ene (EFE).- Los tres cadáveres rescatados en una zona minera de Ecuador, afectada por aludes, corresponden a ciudadanos de nacionalidad peruana, informaron hoy fuentes oficiales, que horas antes habían señalado que dos de las víctimas eran ecuatorianas.

De momento, las autoridades no se han atrevido a calcular el número de personas que habrían sido sepultadas por los aludes ocurridos ayer jueves, aunque algunos funcionarios, con base en comentarios de los habitantes de la zona, han advertido de una veintena.

El Ministerio coordinador de Seguridad, en un comunicado, confirmó que las tres personas fallecidas son Saúl Girón Flores, Noé Abad Chamba y Pedro Parra Cueva, todos peruanos que trabajaban en la zona minera de Ponce Enríquez.

Los cadáveres fueron rescatados en Pueblo Nuevo, una localidad minera de Ponce Enríquez, donde, según reportes periodísticos se habría recuperado una cuarta víctima, también de nacionalidad peruana, hecho aún no confirmado por las autoridades a cargo de la emergencia en la zona.

El Ministerio de Seguridad indicó que, tras la identificación, se siguen protocolos establecidos para la repatriación de los cadáveres a la capital peruana.

Los deslizamientos de tierras han afectado a varias poblaciones del cantón Ponce Enríquez, en la zona costera de la provincia de Azuay, donde se asientan varios proyectos mineros.

De su lado, el titular en funciones de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, José Luis Asencio, declaró hoy en "situación de emergencia" a la zona afectada.

Ello, dijo, permitirá ejecutar de manera inmediata las acciones que se requieran para proteger a los habitantes y llevar adelante las labores de asistencia y rescate.

También fueron suspendidas las actividades mineras en las áreas de Zhumiral y Bella Rica, del cantón Ponce Enríquez; así como el sector de Río Siete, en el vecino cantón el Guabo, de la provincia de El Oro.

En las labores de asistencia y rescate participan, al menos, 120 militares y 50 policías, así como varios equipos de bomberos, de la Cruz Roja Ecuatoriana, de varios ministerios y otras instituciones estatales, según la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos.

En la zona costera del sur del país, donde se ubica Ponce Enríquez, se han registrado importantes precipitaciones que coinciden con el periodo de lluvias en la región, la misma que se inicia en noviembre y suele continuar hasta mayo. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí