Publicidad | Vea su anuncio aquí

Fondos buitres rechazan ante justicia EEUU oferta argentina de canjear deuda

Los fondos buitres que exigen a Argentina pagar bonos impagos desde 2001 rechazaron el viernes ante la justicia estadounidense la oferta de Buenos Aires de reabrir el canje de su deuda y pidieron se cumpla el fallo que insta al país a desembolsar lo adeudado.

Así surge de las presentaciones por separado de los fondos de riesgo NML Capital y Aurelius Capital ante la Corte de Apelaciones de Nueva York para que se mantenga la sentencia, actualmente en suspenso, del juez federal Thomas Griesa que obliga a Argentina a pagar 1.330 millones de dólares.

"Argentina argumenta que porque el 92% de los tenedores de bonos fueron en última instancia incapaces de resistir a la combinación sin precedentes de Argentina de no cumplir sus obligaciones, desafiar los fallos de tribunales y negarse a negociar, el resto de los tenedores de bonos debe ahora ser forzado a aceptar el canje históricamente desfavorable de 2010", dice NML Capital.

"Si Argentina quiere seriamente 'terminar el litigio', necesita solo sentarse con sus acreedores preexistentes y negociar de buena fe", agrega el texto.

El pasado 28 de diciembre Argentina propuso a la justicia estadounidense reabrir el canje de su deuda en default para que puedan entrar los fondos especulativos, con el objetivo de evitar que se aplique el fallo de Griesa que la obliga a abonar a esos querellantes "al mismo tiempo o antes de que les pague a los tenedores de bonos reestructurados" en 2005 y 2010.

Desde su default en 2001, Argentina refinanció más del 92% de su deuda impaga por unos 100.000 millones de dólares mediante dos canjes con quitas de hasta el 75% sobre el valor nominal de esos bonos.

Pero los fondos de inversión NML y Aurelius, que compraron en su momento papeles de esa deuda a precio de remate, recurrieron a la justicia estadounidense para cobrar el 100% del capital más intereses y no aceptaron entrar en ningún canje.

Los fondos lograron un fallo favorable el pasado 22 de noviembre, abriendo especulaciones sobre futuros reclamos judiciales y poniendo en peligro de default técnico a Argentina, que apeló ante un tribunal de segunda instancia y logró el 28 de noviembre la suspensión de esa orden hasta que se dicte sentencia definitiva.

Tras las presentaciones de Argentina y los fondos, el 27 de febrero tendrá lugar una audiencia clave con la presencia de las partes involucradas destinada a revisar el fallo de Griesa.

mar/cd

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí