Publicidad | Vea su anuncio aquí

Asciende a diez el número de muertos por aludes en zona minera de Ecuador

Quito, 26 ene (EFE).- A diez ascendió hoy el número de cadáveres rescatados de un sector minero del suroeste de Ecuador afectado este jueves por aludes causados por la intensas lluvias caídas en la zona, informó hoy el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de la provincia de Azuay.

"Se reporta el traslado hacia la morgue de cinco cadáveres más", que se suman a otra media decena rescatada entre el jueves y ayer, señala un último informe del organismo que coordina las acciones de asistencia y recate en la zona de Pueblo Nuevo, en el cantón Ponce Enríquez de Azuay.

Ese distrito minero, azotado por fuertes aguaceros, fue sorprendido el pasado jueves por varios corrimientos de tierras que sepultaron algunas viviendas e instalaciones.

Los cuerpos de rescate encontraron hoy otros cinco cadáveres, entre ellos una niña de cuatro años de edad, un niño de ocho, una mujer de 40 y dos hombres a los que aún no se han podido identificar.

Hasta ayer se habían recuperado cinco cadáveres, cuatro de ellos correspondientes a ciudadanos de nacionalidad peruana y una ecuatoriana.

"Con estos reportes, suman diez las víctimas mortales registradas en esta emergencia, las que han sido trasladadas hacia la morgue (tanatorio) para los respectivos trámites de las entidades competentes", indica el informe del COE de Azuay.

Asimismo, señaló que el Ministerio de Relaciones Exteriores y el cónsul general de Perú en la ciudad ecuatoriana de Loja, Zósimo Morillo, han hecho las gestiones para repatriar los cuerpos de los ciudadanos peruanos fallecidos.

El texto añade que en un centro educativo de Ponce Enríquez, adecuado como albergue temporal, se encuentran 39 personas afectadas, de los cuales 19 son niños o adolescentes.

Además, varios ministerios y otras instituciones estatales, así como la Cruz Roja Ecuatoriana, han enviado al lugar comida, vituallas y otros artículos para asistir a los damnificados.

De momento, las autoridades no se han atrevido a calcular el número de personas que habrían sido sepultadas por los aludes ocurridos en la zona de Puerto Nuevo, aunque algunos funcionarios, con base en comentarios de los habitantes de la zona, han advertido de una veintena.

La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos declaró en "situación de emergencia" a la zona afectada para agilizar las acciones y la entrega de asistencia a los habitantes.

También fueron suspendidas las actividades mineras en las áreas de Zhumiral y Bella Rica, del cantón Ponce Enríquez; así como el sector de Río Siete, en el vecino cantón el Guabo, de la provincia de El Oro.

En las labores de asistencia y rescate, que se mantendrán por varios días, participan al menos 120 militares y 50 policías, así como varios equipos de bomberos, de la Cruz Roja Ecuatoriana, de varios ministerios y otras instituciones estatales, según la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos.

En la zona costera del sur del país, donde se ubica Ponce Enríquez, se han registrado importantes precipitaciones que coinciden con el periodo de lluvias en la región, la misma que se inicia en noviembre y suele continuar hasta mayo. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí