Publicidad | Vea su anuncio aquí

Dos jóvenes argentinos velan por el correcto uso del español en Twitter

Natalia Kidd

Buenos Aires, 26 ene (EFE).- Dos jóvenes argentinos se han consagrado como los paladines del adecuado uso del español en Twitter a fuerza de corregir a famosos y lograr así una popularidad que se ha traducido en miles de seguidores que a diario les consultan sobre cómo escribir correctamente en solo 140 caracteres.

Si usted es artista, político o deportista, tenga cuidado al escribir un "tuit" pues @DelCorrector y @CorrectorOK pueden dejar en evidencia su desconocimiento en materia ortográfica y gramatical.

Sin embargo, estos chicos no corrigen con el ánimo de señalar la ignorancia sino con la buena intención de mejorar el uso del español en la red del pajarito azul.

Aún así no todos los famosos toman a bien el ser corregidos públicamente. Algunos han bloqueado a los dos correctores en su lista de seguidores.

Un conductor de televisión corregido contestó que la ortografía en Twitter no era importante y fue criticado por su reacción.

Otros, como el jugador de baloncesto Luis Scola, agradecen públicamente las observaciones, mientras desde otras cuentas, como la Presidencia de Ecuador, el reconocimiento fue vía mensaje directo.

"La gran parte del futuro está en la ciencia, la tecnología y el talento humano, asegura el presidente en relación a los temas de educación", publicó el pasado 2 de enero la Presidencia de Ecuador en su cuenta oficial de Twitter.

Rápido de reflejos, el comentario de @DelCorrector no se hizo esperar: "Buenas noches, Ecuador. Recuerden que es 'en relación con' o 'con relación a', nunca 'en relación a'. Saludos cordiales".

"Por suerte, la mayoría de los famosos se tomaba muy bien las correcciones, las cuales siempre se hacían con respeto", aseguró a Efe @CorrectorOK, un periodista de 28 años.

Como su colega, @DelCorrector, de 29 años, @CorrectorOK prefiere mantener su identidad en reserva, una paradoja en tiempos en que muchos utilizan Twitter para ganar popularidad.

Trabajar desde el anonimato no les ha impedido, sin embargo, granjearse miles de seguidores en esa red social, algo más de 230.000 entre ambos.

Casi como un juego y sin conocerse entre sí, estos jóvenes comenzaron a marcar los errores de los famosos en Twitter a mediados de 2011.

"Me llamaba la atención ver a tantos políticos, escritores y periodistas, con muchos seguidores, que no le daban importancia a la manera de escribir. Un mensaje bien escrito enriquece lo que se quiere transmitir", dijo a Efe @CorrectorOK.

Los políticos, asegura, son los que "cuidan un poco más la escritura".

A poco de iniciar la experiencia, ambos jóvenes se conocieron, se asociaron en un blog, "El Santo de la Pluma", y hasta editaron juntos, en octubre pasado, un libro, "¡Ay!, ahí hay un error", fruto de su curiosa experiencia en la Red.

Mientras @DelCorrector sigue vigilando a los famosos, hace unos meses @CorrectorOK dejó de corregir cuentas populares para concentrarse en las decenas de consultas que a diario recibe de usuarios sin fama.

Los errores más comunes, según @DelCorrector, son los de puntuación y "escribir 'osea', en vez de 'o sea', y "llendo', en vez de 'yendo'".

La limitación de los 140 caracteres o lo complicado de escribir con un dispositivo móvil no son excusas válidas para escribir mal.

"No se pierde nada en invertir tres segundos más en releer el mensaje y evitar errores", afirma @CorrectorOk.

Sin embargo, estos jóvenes no son unos fundamentalistas del idioma.

"No me molesta que no se pongan, por ejemplo, los signos de apertura de exclamación e interrogación, debido a la cantidad de caracteres. Sucede lo mismo si en algún caso deben escribir "'xq' en lugar de 'porque'", dice @CorrectorOk.

@DelCorrector señala que solo corrige cuando sabe que la otra persona desconoce el error.

"Si me doy cuenta de que no puso tildes a propósito, no lo corrijo", explica.

Tampoco corrige los "ke" o "q", en vez de "que", porque la otra persona sabe en realidad cómo debe escribirse.

"Aunque parezca mentira, soy anticonservador. Sé cómo escribir correctamente, pero entiendo que el lenguaje cambia todo el tiempo y eso es bueno", sostiene @DelCorrector.EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí