Publicidad | Vea su anuncio aquí

El 'verdugo' del Barça en Copa Europa 1986 desea suerte al Madrid en clásico

Bucarest, 27 ene (EFE).- Helmuth Duckadam, el portero del Steaua de Bucarest que paró cuatro penaltis al Barcelona en la final de la Copa de Europa de 1986, deseó hoy suerte al Real Madrid ante el clásico del próximo miércoles frente al equipo azulgrana, de la Copa del Rey, y aseguró que siente simpatía por el conjunto blanco.

"Desde que conocí a un grande del Madrid como Ferenc Puskas en 1988, tengo cierta inclinación por el conjunto merengue", declaró a Efe el conocido como 'verdugo' del Barcelona desde su hazaña de la final de Sevilla.

El excancerbero rumano transmitió sus mejores deseos a los pupilos de José Mourinho durante una reunión de la peña madridista Dacia Blanca de Bucarest para ver el Real Madrid-Getafe de hoy.

Duckadam, de 53 años, opinó que el equipo madridista atraviesa momentos difíciles, pero aclaró que "suelen ser gajes del oficio" y que sólo precisa "una buena racha de victorias para recuperar la moral".

Pese a su predilección por el Real Madrid, el exguardameta y presidente de honor del Steaua agradeció también al Barcelona la carta que le envió para desearle una pronta recuperación tras la operación que sufrió en septiembre para tratar un aneurisma y una insuficiencia arterial aguda en el brazo derecho.

Los cuatro penaltis que paró al Barcelona en 1986 dieron la victoria a su equipo y a él le valieron un récord Guinness.

Con el Steaua, Duckadam ganó una Copa de Europa, dos Ligas y una Copa de Rumanía, y llegó a disputar 133 partidos en el campeonato nacional y 2 encuentros con su selección. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí