Publicidad | Vea su anuncio aquí

Líderes mapuches deponen en Chile huelga de hambre después de 76 días

Santiago de Chile, 28 ene (EFE).- Dos dirigentes mapuches que llevaban 76 días en huelga de hambre en una cárcel del sur de Chile depusieron hoy su protesta a petición de observadores de derechos humanos, que apelaron a su delicada condición de salud, informaron los familiares de los presos.

Se trata de Héctor Llaitul, líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), una de las organizaciones mapuches más radicales involucradas en el llamado conflicto mapuche y de Ramón Llanquileo, quienes permanecían en las cárceles de las ciudades de Concepción y de Angol, respectivamente..

Llaitul, que junto a Llanquileo han protagonizado desde el año 2010 tres prolongadas huelgas de hambre y se consideran presos políticos, buscaban con su ayuno la obtención de algunos beneficios carcelarios y, en el caso del primero, el traslado a la cárcel de Angol, entre otras medidas.

El dirigente de la CAM fue condenado en 2011 a 14 años de presidio por robo con intimidación y lesiones a policías y a un fiscal, pero el pasado 12 de enero un Juzgado de Garantía le rebajó la pena en dos años, al descontar el tiempo que pasó en prisión preventiva en dos causas en las que fue absuelto.

La decisión de levantar el ayuno la tomó Llaitul después de dos horas de conversaciones con los observadores "nacionales e internacionales" de derechos humanos.

"A pedido de la Comisión Nacional e Internacional de los Derechos Humanos depongo la huelga de hambre para que se formen las instancias necesarias en pro de la defensa de nuestro pueblo mapuche", dijo el propio Héctor Llaitul en un comunicado leído a los periodistas por Guacolda Chicahuán Chilamán, portavoz de la citada Comisión.

La dirigente dijo que la Comisión velará para que se satisfagan las exigencias de los comuneros que abandonaron la huelga de hambre, entre ellas la restitución de las salidas de fin de semana de Llanquileo y el traslado de Llaitul a la cárcel de Angol.

También su atención médica urgente, el reconocimiento de los años de abono a su condena y el acompañamiento de una denuncia presentada a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) por la aplicación de la Ley Antiterrorista a los presos mapuches.

La esposa de Llaitul, Pamela Pezoa, expresó a radio Cooperativa su preocupación por la salud de su marido y los demás mapuche que han pasado meses sin ingerir alimentos: "No queremos más huelgas de hambre. Esta es la tercera, ellos están bastante mal y creemos que no podrían soportar una cuarta huelga", dijo.

Los mapuches, unos 600.000 en un país de 16,6 millones, son la principal etnia indígena de Chile. La base del conflicto que enfrenta a algunas comunidades con el Estado es la reivindicación de las tierras de sus ancestros.

En la Araucanía, la región más pobre del país, los indígenas ocupan unas 600.000 hectáreas, un 5 por ciento de las tierras heredadas de sus familiares y una sexta parte de lo que poseen las compañías forestales. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí